San Antonio (Chile), 19 de abril de 2012.– Con la colocación de la “primera piedra”, Maersk Container Industry San Antonio (MCIS) –filial chilena de la multinacional de origen danés Maersk Container Industry (MCI)-, dio inicio esta mañana a la construcción de la primera fábrica de containers refrigerados de Latinoamérica, que vendrá a hacer frente a la creciente demanda de la industria de exportaciones de productos frescos y congelados de productores de diversos países de la Región.

 A la ceremonia, realizada en Malvilla, San Antonio, asistió la ministra del Trabajo y Previsión Social, Evelyn Matthei, para interiorizarse de los próximos pasos del emprendimiento, que involucra una inversión en torno a US$ 170 millones y que dará empleo directo a cerca de 1.800 personas.

 

El CEO de MCI, Peter Nymand, viajó especialmente a Chile para este hito, y sostuvo que Maersk Container Industry San Antonio comenzará gradualmente su operación hacia fines del año 2013 y que, en pleno régimen, se alcanzará una producción de 40.000 containers refrigerados y de unas 30.000 máquinas de refrigeración para containers al año.

 “Para nosotros en Maersk Container Industry éste es un hito de la mayor relevancia. Chile será el primer fabricante y proveedor de containers refrigerados de América Latina. Con su aporte, complementaremos la oferta de containers refrigerados que realiza nuestra planta de Qingdao, en China. Al mismo tiempo, es un orgullo poder insertarnos en este país, aportando con la creación de cerca de 1.800 puestos de trabajo directos, generando un positivo efecto en San Antonio y sus alrededores”.

 En esa línea, el ejecutivo sostuvo que la compañía ha iniciado recientemente un proceso de contratación de personas –de diverso nivel de capacitación y experiencia-, donde se está privilegiando, sobre todo, la contratación de mano de obra local.

 Sobre la necesidad de la fábrica, Nymand planteó que “responde a la creciente demanda que estará experimentando el comercio mundial en los próximos años, sobre todo de productores de la costa Oeste de Sudamérica”. Recalcó que hoy en día, decenas de miles de containers son enviados vacíos desde Asia al resto del mundo. Después de 2013 esta escasez será menor cuando la compañía comience a abastecer desde Chile los más durables y eficientes containers refrigerados que existen en el mercado.

 Destacó además que “esta iniciativa, cuya primera piedra colocamos hoy, ha sido posible en gran medida por el apoyo y cooperación de clientes y de autoridades locales, regionales y nacionales de Chile, con quienes hemos venido trabajando hace unos años; queremos agradecer sinceramente”.

 Cabe recordar que la construcción de la fábrica tomará en torno a dos años, luego de los cuales iniciará su funcionamiento gradual, operando los primeros seis meses a un 25% de su capacidad instalada. Para su operación, la empresa tiene la intención de establecer asociaciones de largo plazo con proveedores locales, como anunció el martes pasado en Asimet.

Fuente: Maersk