El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló hoy que los colombianos que vivían en
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló hoy que los colombianos que vivían en "La Invasión", un barrio fronterizo con Colombia que era "gobernado por paramilitares" y que fue desalojado el domingo pasado, fueron repatriados y no deportados.

www.fuerzasmilitares.org (30AGO2015).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, señaló hoy que los colombianos que vivían en "La Invasión", un barrio fronterizo con Colombia que era "gobernado por paramilitares" y que fue desalojado el domingo pasado, fueron repatriados y no deportados.

"Cuando llegamos los colombianos (...) no fueron deportados, fueron repatriados, regresados a su lugar de origen. Ellos quisieron regresarse lo más rápido posible porque tenían miedo a las investigaciones", sostuvo Maduro al finalizar una marcha oficialista en Caracas.

Indicó que como estas personas "no fueron capturadas, cometiendo un delito directamente, voluntariamente se regresaron una vez que se cumplieron los protocolos estrictos de respeto, humanismo y pleno apego a los derechos humanos".

El jefe del Ejecutivo reiteró que dicho barrio, llamado "La Invasión", era una "base paramilitar" y que la gente que vivía en este zona "eran esclavos económicos, bachaqueros (contrabandistas) de los paramilitares y había mujeres sometidas al esclavismo sexual".

Este barrio de unas 2.000 viviendas levantadas a 300 metros de la frontera con Colombia fue una de las zonas del estado del Táchira donde se realizó la Operación de Liberación del Pueblo (OLP), activada por el Ejecutivo para luchar contra el contrabando y el hampa en la zona.

Con este fin, Maduro cerró por 72 horas el paso fronterizo occidental el miércoles de la semana pasada, una clausura en varios municipios de esta entidad que extendió de forma indefinida dos días después y que hoy amplió a cuatro municipios más.

Además, el viernes decretó un estado de excepción en seis de estos municipios fronterizos que además cuentan con pasos hacia el país vecino.

El domingo, día que se actuó en "La Invasión", el vicepresidente venezolano, Jorge Arreaza, se dijo "impactado" con el hallazgo de explosivos, una cárcel clandestina y otras pruebas de la existencia de lo que llamó "paramilitarismo puro" en la zona.

Maduro informó el lunes de la detención de 10 paramilitares en este barrio.

Desde el cierre fronterizo ordenado por Maduro más de 1.000 colombianos han sido devueltos a su país y otros 4.260 han abandonado Venezuela voluntariamente.

La decisión ha generado preocupación en organismos como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Unión Europea..

Los cancilleres de los países de la Unasur se reunirán en su sede en Quito el 3 de septiembre para tratar la problemática fronteriza, informó hoy la jefa de la diplomacia colombiana, María Ángela Holguín.

ensemana.com