El defensor del Pueblo en ese país, Tarek Wiliam Saab, negó las violaciones de los derechos humanos a los connacionales deportados.
El defensor del Pueblo en ese país, Tarek Wiliam Saab, negó las violaciones de los derechos humanos a los connacionales deportados.

www.fuerzasmilitares.org (02SEP2015).- El defensor del Pueblo de Venezuela, Tarek Wiliam Saab, dijo que Colombia debe indemnizar a Venezuela "por todo lo sucedido" en la frontera común y rechazó las denuncias de violación de derechos humanos de los colombianos residentes y los repatriados.

"Deberíamos ser indemnizados (por Colombia) por todos los daños que nos han causado: crímenes, contrabando de extracción, infiltración de paramilitares", declaró al canal de televisión estatal VTV.

Un tramo de unos 160 de los 2.219 kilómetros de la frontera sigue cerrado luego de que el 19 de agosto el presidente venezolano, Nicolás Maduro, impartiera una orden en ese sentido tras una emboscada de supuestos paramilitares colombianos a soldados venezolanos y por el recrudecimiento del contrabando.

En el caso de los alimentos, el contrabando afecta al 40 % de la producción nacional venezolana y de la importación, según el Gobierno.

El cierre fue complementado con una declaración de estado de excepción en la zona y la repatriación de unos mil colombianos indocumentados, que no forman parte de los 5,6 millones que residen legalmente en Venezuela (cerca del 17 % de la población del país), según destacó Maduro en los últimos días.

De acuerdo con un informe de funcionarios de organismos de la ONU que visitaron la zona, 1.100 colombianos han sido repatriados en los últimos trece días por Venezuela y al menos otros 10.000 regresaron a su país "por miedo".

"La inmigración ilegal es utilizada para afirmar que se violan los derechos humanos de los ciudadanos colombianos", dijo Tarek Wiliam Saab y, tras negar que eso sea así, involucró en las acusaciones a autoridades gubernamentales y activistas de la nación vecina.

"En Colombia los supuestos defensores de derechos humanos han inventado que en Caracas se estaban haciendo revisiones a las casas, y donde vieran a alguien con cédula colombiana lo llevaban directamente a la frontera; eso es mentira, nada de eso se ha hecho porque nosotros respetamos los derechos humanos", recalcó.

Asimismo, señaló que los repatriados eran indocumentados que residían en el sector La Invasión, a pocos metros de la frontera ahora cerrada, una explanada que fue allanada por las autoridades militares y policiales venezolanas.

"Más de 9.000 colombianos del sector La Invasión prefieren quedarse en el país, debido a que el Gobierno Bolivariano ofrece facilidades para el acceso a servicios básicos, con garantías sociales plenas", aseguró.

También involucró en "acusaciones falsas y groseras" al procurador General de la Nación, Alejandro Ordoñez, a quien le atribuyó haber dicho que soldados venezolanos habían violado a niños colombianos.

"Las violaciones que se han dado vienen de parte de soldados estadounidenses que hacen vida en la frontera de manera ilegal; hago un llamado al procurador general de Colombia a que presente las pruebas de esas supuestas violaciones (por venezolanos); eso sí, sin alterarlas", manifestó Tarek Wiliam Saab.

En ese sentido, demandó "que se dialogue con respeto, sin ofensas, sin groserías y sin mentiras" y que las diferencias se superen "por la vía diplomática y no por la vía de la guerra sucia".

semana.com