Venezuela está dispuesta a negociar con Rusia la compra de más cazabombarderos Sukhoi para reponer la pérdida de un avión que cayó el jueves en la frontera con Colombia y aumentar su flota de combate, declaró el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.
Venezuela está dispuesta a negociar con Rusia la compra de más cazabombarderos Sukhoi para reponer la pérdida de un avión que cayó el jueves en la frontera con Colombia y aumentar su flota de combate, declaró el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.

www.fuerzasmilitares.org (19SEP2015).- Venezuela está dispuesta a negociar con Rusia la compra de más cazabombarderos Sukhoi para reponer la pérdida de un avión que cayó el jueves en la frontera con Colombia y aumentar su flota de combate, declaró el ministro de Defensa, Vladimir Padrino.

El presidente Nicolás Maduro "ha ordenado reforzar nuestra alianza con la Federación Rusa, y con China para elevar aún más nuestros niveles de apresto operacional e iniciar la reposición e incluso aumentar la flota", dijo Padrino en una alocución televisada.

El aparato siniestrado la noche de este jueves se estrelló en un lugar de la frontera noroccidental con Colombia, cuando perseguía "una aeronave ilícita" que avanzaba con rumbo sur hacia el vecino país, informó el Ministerio de Defensa.

Equipos de rescate buscaban por aire y tierra a los pilotos, los capitanes Ronald Ramírez y Jackson García, cuya situación se desconocía.

Padrino y Maduro manifestaron su solidaridad para con sus familias y para toda la aviación militar venezolana.

La Fuerza Armada, cuyo comandante operacional también es Padrino, activó la junta investigadora de accidentes aéreos para precisar las circunstancias en las que cayó el avión, a las 21:07 hora local del jueves (01:07 GMT del viernes).

Se trata de una zona "donde las mafias ligadas al narcotráfico pretenden utilizar nuestro territorio como plataforma de distribución de drogas producidas en el vecino país, hacia Centroamérica y el Caribe", comunicó el Ministerio de Defensa.

Padrino dijo que "casi 100 aeronaves han sido inutilizadas o inmovilizadas en cumplimiento de la Ley de protección del espacio aéreo", de 2011, y mediante esas acciones se ha impedido que "unas 180 toneladas de droga hayan sido trasladadas a otros puntos del mundo".

Por ello "ningún imperio (o) país que se abrogue alguna autoridad y ningún organismo multinacional o calificador de riesgo tiene autoridad para cuestionar la labor de Venezuela", dijo Padrino, aludiendo, sin nombrarlas, a las certificaciones que produce Estados Unidos sobre el comportamiento antidrogas de otras naciones.

Venezuela adquirió en 2006 una flota de 24 cazas Sukhoi-30, como parte de un programa de compras a Rusia que también incluyó helicópteros Mi-17 y Mi-35, 100.000 fusiles AK 103 y sistemas de defensa antiaérea con misiles Pechora y Buk.

El Ministerio de Defensa ha estudiado comprar 12 nuevos Sukhoi para elevar cada una de sus dos flotillas de 12 a 18 aparatos, según fuentes castrenses.

En total, durante la década pasada, el país caribeño compró armas a Rusia por más de 4.000 millones de dólares y obtuvo créditos para armamento por otros 2.200 millones, según el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, basado en Londres. Un Sukhoi cuesta alrededor de 40 millones de dólares.

Desde que el fallecido presidente Hugo Chávez (1954-2013) llegó al poder en 1999, Venezuela dejó de comprar armamento a Estados Unidos, reemplazó con Sukhoi sus viejos cazas F-16 estadounidenses, e inició programas de compras a Rusia, China y España.

mundo.sputniknews.com