Formación de buques en Operación Unitas. Imagen de archivo © US Navy
Formación de buques en Operación Unitas. Imagen de archivo © US Navy

www.fuerzasmilitares.org (23DIC2015).- Brasil fue sede de UNITAS Atlántico 2015, una maniobra militar conjunta entre las marinas de diversos países de las Américas cuya organización estuvo a cargo de la Marina de Brasil. La fase anfibia tuvo lugar entre los días 15 y 24 de noviembre en Río de Janeiro, después de una primera fase en Río Grande do Sul unos días antes.

Diálogo aprovechó la oportunidad para conversar con el Comandante de la Flota de Brasil, el Vicealmirante Liseo Zampronio, quien recientemente visitó las instalaciones de mantenimiento y adiestramiento en el uso de helicópteros y buques de la Estación Naval Mayport, en Jacksonville, Florida, centro operacional de la 4ª Flota de las Fuerzas Navales del Comando Sur de los EE. UU. La entrevista se llevó a cabo antes del inicio de UNITAS 2015.

DIÁLOGO: ¿Cuál es la importancia de UNITAS como ejercicio naval multinacional para Brasil y para la región del Cono Sur en conjunto?

Vicealmirante Liseo: Las operaciones de UNITAS se basan en los términos “solidaridad y defensa” y tienen como finalidad generar interacción e interoperabilidad en todo el continente americano, promoviendo operaciones integradas que son importantes para aumentar los conocimientos y la confianza entre las marinas participantes. Todos los ejercicios, que serán ejecutados durante la fase náutica de la operación, tendrán como finalidad contribuir al mantenimiento del nivel de adiestramiento de los medios de la flota y aumentar la cooperación y el fortalecimiento de los lazos de amistad entre la Marina de Brasil y las demás armadas. Esta 56a edición contará con la participación de un total de 16 buques, un submarino, 51 aeronaves de ala fija y 18 helicópteros provenientes de seis países que realizarán más de 36 ejercicios.

DIÁLOGO: Brasil atraviesa su mayor crisis económica y financiera de los últimos años y aún así ha decidido mantenerse como país anfitrión de UNITAS 2015. ¿Por qué?

Vicealmirante Liseo: La primera Operación UNITAS se llevó a cabo en 1959 y desde entonces se lleva a cabo con regularidad. Cada año hay un país anfitrión – este año es Brasil –, el próximo ya se definió que será Panamá. Vale la pena resaltar que la última UNITAS realizada en Brasil fue en el año 2011. La 56ª edición de UNITAS comenzó a planificarse incluso antes de que terminara la 55ª edición de UNITAS, en 2013.

DIÁLOGO: ¿Hubo cambios o adiciones en el evento, en vista de los Juegos Olímpicos 2016 en Río?

Vicealmirante Liseo: La operación se inició hace 58 años con ejercicios basados en aspectos de la guerra naval clásica. Actualmente se realizan ejercicios complejos de fuerzas multinacionales bajo el auspicio de la ONU. Este año, durante la fase náutica de la operación, que tendrá lugar entre los días 16 y 23 de noviembre, se llevarán a cabo ejercicios de carácter estrictamente militar relativos a las tareas básicas del poder naval que comprenden acciones de superficie, aéreas y de guerra electrónica, así como también operaciones de interdicción marítima; es decir, ejercicios completos de fuerzas multinacionales bajo el auspicio de la ONU.

DIÁLOGO: ¿Cómo se alcanza la interoperabilidad entre todas las marinas participantes de UNITAS?

Vicealmirante Liseo: La interoperabilidad entre las marinas participantes se alcanza por medio de ejercicios programados basados en manuales en inglés, lengua utilizada por todos los buques durante la operación. Además, se utilizan señales universales sonoras y de banderas, lo que facilita la comunicación entre los buques. El intercambio de oficiales durante la operación es otra forma de garantizar esa interoperabilidad. Durante este intercambio, los oficiales tienen la oportunidad de vivir el día a día de un buque, presenciar cada uno de los ejercicios realizados, además de estar en contacto permanente con su nave de origen, lo que permite aclarar las posibles inquietudes.

DIÁLOGO: ¿Cuál es la importancia de trabajar con otras marinas de la región? ¿Y con los Estados Unidos?

Vicealmirante Liseo: Trabajar con otras marinas es siempre importante, pues garantiza un mayor adiestramiento del personal militar, un mejor estado de preparación de los haberes navales y un intercambio de experiencias. En esas ocasiones, es posible ver cómo trabaja otro país, cómo dirige un ejercicio y cómo reacciona ante una situación determinada, lo cual aumenta el nivel de aprendizaje. Operar con la Marina de los Estados Unidos, así como con las otras marinas participantes, no es nuevo para la Marina de Brasil y esta relación se ha basado siempre en el respeto mutuo y los estrechos lazos de amistad.

DIÁLOGO: ¿Cómo promociona UNITAS una mayor conciencia sobre los derechos humanos, siendo uno de los objetivos principales del ejercicio?

Vicealmirante Liseo: Todos los ejercicios realizados durante la operación se basan en las Reglas de Enfrentamiento establecidas en el Manual de San Remo, adoptado por la ONU en las Operaciones de Mantenimiento de la Paz, que prevé cómo aplicar el poder naval sin violar los derechos humanos.

DIÁLOGO: ¿Por qué se escogió un área de operaciones costera (Río Grande do Sul hasta Río de Janeiro) en lugar de regiones fronterizas, más porosas y propensas al narcotráfico y a otros delitos transnacionales, incluyendo el terrorismo?

Vicealmirante Liseo: Los ejercicios realizados durante la operación exigen ser realizados en un área marítima distante de la costa debido a la complejidad de las acciones, de los ejercicios de tiro y del tráfico aéreo. Como UNITAS-Pacífico acaba de realizarse [en Chile] , es justo que esta operación se lleve a cabo desde Rio Grande (do Sul) hasta Río de Janeiro, de sur a norte.

DIÁLOGO: Pronto ascenderá al rango de cuatro estrellas e inevitablemente dejará el mando de la Flota de Brasil. ¿Qué le deja como legado a su sucesor?

Vicealmirante Liseo: Estar al mando de la Flota durante ese período fue un gran privilegio y continuar el trabajo de mis antecesores fue un desafío interesante. La Flota, con todas sus fuerzas y organizaciones militares subordinadas, permanecerá concentrada en las prioridades atribuidas por la Alta Administración Naval, empleando los recursos disponibles con criterio y objetividad. La prioridad en la preparación, el adiestramiento y el apoyo de las tripulaciones dio el resultado esperado que se reflejó en el desempeño de las diversas comisiones realizadas, especialmente las de larga duración y en la motivación de los hombres y mujeres que componen la Flota.

Revista Diálogo