EEUU y Rusia acordarán el calendario de consultas técnicas sobre la defensa antimisil en Europa tras la próxima cumbre de la OTAN, declaró hoy Madelyn Creedon, secretaria de Defensa adjunta de EEUU para asuntos estratégicos globales.

“Aún no tenemos calendario de estos encuentros. Esperamos que el tema en cuestión será debatido en  el encuentro que nuestros presidentes van a celebrar este mayo en EEUU. También hay que tomar en cuenta la opinión de la OTAN, pues la Alianza desempeña un papel propio en este proceso”, dijo Creedon en una entrevista exclusiva con RIA Novosti.

Respondió afirmativamente a la pregunta de si la decisión se tomará tras la cumbre que la OTAN planea celebrar en Chicago los días 20 y 21 de mayo.

También señaló la necesidad de que EEUU y Rusia firmen un acuerdo de cooperación en materia de tecnologías de seguridad, documento que ambas partes vienen redactando desde hace más de un año y que es necesario, entre otras cosas, para sacar adelante el asunto de consultas técnicas sobre defensa antimisil (DAM).

La ausencia del acuerdo, a juicio de Creedon, supone “una barrera indeseable para el ulterior diálogo con Rusia”.

En 2010, la OTAN y Rusia quedaron en colaborar en materia de defensa antimisil en Europa pero las negociaciones se vieron estancadas porque Washington rehúsa ofrecerle a Moscú garantías jurídicas de que el futuro sistema DAM no irá dirigido contra el potencial ruso de disuasión nuclear.

El general Nikolai Makárov, jefe del Estado Mayor del Ejército ruso, dijo el pasado jueves que el sistema DAM europeo será capaz de interceptar hacia 2020 una parte de los misiles estratégicos de Rusia, por lo que ésta se reserva la posibilidad de lanzar en un caso extremo ataque preventivo para destruir componentes de tal sistema.

La subsecretaria de Estado de EEUU para el control de armamento y seguridad internacional, Ellen Tauscher, rehusó especificar hoy las posibles respuestas de Washington a estas amenazas de Moscú.  Agregó que sería posible mencionar cosas concretas a este respecto en 2015, cuando entre en servicio la primera fase del programa EPAA (European Phased Adaptive Approach). EEUU está al tanto de las preocupaciones de Rusia y todavía tiene algún tiempo para convencerla, dijo.

RIA Novosti