La fabricante de aviones brasileña Embraer volverá a participar a la licitación de la Fuerza Aérea norteamericana para la adquisición de 20 aviones de ataque ligero que ganó en diciembre y posteriormente fue cancelada, anunció hoy la compañía aeronáutica.

"Vamos a la competición con un poco preocupados porque ya habíamos firmado el contrato, pero con las nuevas condiciones, que dan un peso importante a la experiencia pasada de los aviones en combate, creemos que venceremos nuevamente", afirmó el presidente de la división de Defensa y Seguridad de Embraer, Luiz Carlos Aguiar.

El directivo, según declaraciones a la prensa local, considera que si el proceso de selección abierto por el Pentágono es "justo, competitivo y transparente", la propuesta de Embraer, el Súper Tucano, será nuevamente seleccionado como sucedió el pasado diciembre.

Pese a haber ganado la licitación del contrato, de 355 millones de dólares, Embraer vio cancelada la compra tras las quejas presentadas por la fabricante estadounidense Hawker Beechraft y los supuestos problemas de documentación que alegaron los responsables del proceso.

A inicios de marzo, el subsecretario de Estado de EE.UU., William Burns, acordó con el ministro de Exteriores brasileño, Antonio Patriota, mantener "abierto el diálogo" sobre la cancelación del contrato que fue adjudicado a Embraer en la primera licitación.

El nuevo proceso incluye nuevas reglas, como mostrar la experiencia del avión en operaciones mediante correspondencia enviada por los Ejércitos de países que usen el Súper Tucano.

El avión de Embraer forma parte de la flota militar de las Fuerzas Aéreas de Colombia, Ecuador y Burkina Faso. Las compañías interesadas disponen hasta el 18 de junio para presentarse de nuevo al concurso.

Xinhua