Equipos de las Fuerzas Especiales de países amigos de Norte, Centro y Sudamérica compiten por la Copa Fuerzas Comando 2016 en la Base de Infantería de Marina de Perú en Ancón, del 2 al 12 de mayo de 2016
Equipos de las Fuerzas Especiales de países amigos de Norte, Centro y Sudamérica compiten por la Copa Fuerzas Comando 2016 en la Base de Infantería de Marina de Perú en Ancón, del 2 al 12 de mayo de 2016

www.fuerzasmilitares.org (10MAY2016).- A orillas del Pacífico, en la Base de Infantería de Marina de Perú en Ancón, el General de División Moisés del Castillo, Comandante General del Comando de Inteligencia y Operaciones Especiales Conjuntas de las Fuerzas Armadas del Perú, inauguró el 2 de mayo la 14.ª edición del ejercicio multinacional Fuerzas Comando 2016.

“Estas juntas deportivas nos permiten poner a prueba el arduo trabajo de preparación [de los Soldados de Fuerzas Especiales], ese trabajo que da vigor al músculo, ritmo al pensamiento, firmeza al pulso, temple al carácter, calor al corazón y energía a nuestro cuerpo”.

Por primera vez, Perú, por medio del Estado Mayor Conjunto de sus Fuerzas Armadas, es sede del evento este año, pero la competencia amistosa se lleva a cabo anualmente con el auspicio del Comando Sur de EE.UU. (SOUTHCOM) desde 2004. Es realizado por el Comando de Operaciones Especiales Sur (SOCSOUTH), en conjunto con un país amigo distinto que sirve de sede del evento en cada edición. Asimismo, es una oportunidad para que los participantes mejoren sus habilidades en entrenamiento de operaciones especiales, incrementen su pericia y profundicen la interoperabilidad y las relaciones entre sí, especialmente para combatir las amenazas comunes de manera unificada.

Fuerzas Comando 2016 reúne a los integrantes de las fuerzas especiales militares y de policía de 20 países de América, entre ellos Argentina, Belice, Colombia, Costa Rica, Chile, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Surinam, Trinidad y Tobago y Uruguay. Cada equipo cuenta con siete comandos, en algunos casos de fuerzas conjuntas, además de un juez imparcial que asistirá en la competencia. Por su parte Colombia, ganador de la edición anterior, trae consigo a un equipo conjunto integrado por miembros de Fuerzas Especiales, tanto del Ejército como de la Fuerza Aérea.

Esperanza, camaradería y hermandad

“Aprovechemos esta convergencia de Soldados de Fuerzas Especiales de muchos países amigos para pintarnos el rostro, pero no con pintura de guerra”, dijo el General de División Del Castillo durante su discurso inaugural. Hagámoslo con la pintura de la esperanza, de la paz, de la alegría, de la amistad, de la camaradería y de nuestra hermandad”.

Como sede elegida, Perú está albergando durante 10 días a los equipos de cada nación amiga, los cuales competirán por uno de los trofeos militares más preciados del continente. “Fuerzas Comando Perú 2016 resulta una oportunidad única para los integrantes de las fuerzas armadas de 20 países hermanos de demostrar la preparación, la capacidad y el profesionalismo de sus miembros de élite, llevándolos al extremo en cada una de las pruebas por realizar,” anunció el maestro de ceremonias, un miembro de las Fuerzas Armadas del Perú.

Luego de la ceremonia de inauguración, los casi 700 comandos participantes dieron inicio a la prueba de resistencia física en equipos combinados, el primer evento de la competencia, que incluyó sentadillas durante dos minutos, barras paralelas durante un minuto, flexiones en barra fija durante un minuto y una carrera de 4 millas bajo el fuerte sol peruano.

Durante los demás días de competencia los participantes rivalizaron bajo tres categorías: equipos de asalto, equipos de francotiradores y equipos combinados. Los equipos de asalto participaron en una evaluación de tareas críticas, combate urbano, disparos con fusil, selección de blancos y prueba de estrés.

Mientras tanto, los equipos de francotiradores participaron en el campo de tiro, blancos en movimiento, tiro a distancias conocidas y posición de acecho. Finalmente, además de la prueba física, los equipos combinados compitieron en pruebas de asalto combinado, un evento acuático, marcha forzada y pista de obstáculos.

“La naturaleza transnacional de los retos a la seguridad en el siglo XXI requieren de cooperación multinacional, regional y transfronteriza más fuertes”, dijo el Sargento Osvaldo Equite, vocero del evento y Oficial de Relaciones Públicas del Comando Sur de EE.UU. “Eventos como Fuerzas Comando fortalecen la cooperación militar y fomentan la interoperabilidad entre países competidores del continente americano”.

dialogo-americas.com