Primera sesión de la Asamblea General de la OEA en Santo Domingo
Primera sesión de la Asamblea General de la OEA en Santo Domingo

www.fuerzasmilitares.org (15JUN2016).- La situación en Venezuela fue tema de fuerte polémica apenas iniciada la primera sesión de la Asamblea General de la OEA en Santo Domingo, a pesar de que la crisis política en el país caribeño no figuraba en la agenda.

"Todos los miembros de la OEA deben facilitar ese diálogo político para abordar todas las dimensiones de la crisis" venezolana, afirmó el secretario de Estado (canciller) de EEUU, John Kerry, el primero en hablar en el 46 Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea General del organismo hemisférico, que se celebra en la capital de República Dominicana.

El canciller dominicano Andrés Navarro García, quien preside la sesión este lunes, le dio primero la palabra a Kerry para que comentara la tragedia de Orlando, EEUU, donde al menos 49 personas murieron el domingo en un ataque con armas de fuego perpetrado por un joven contra un club nocturno de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales).

Tras condenar el ataque, Kerry pasó a otros temas regionales y subrayó la "preocupación" de Washington por la crisis en Venezuela, asegurando tener información de que ciudadanos venezolanos "morían en las filas" en busca de comida y alimentos ante el desabastecimiento.

Asimismo, expresó su apoyo a la campaña que lleva adelante la oposición venezolana para convocar un referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro.

"Los venezolanos tienen el derecho de usar los mecanismos constitucionales para expresar su voluntad en forma democrática y pacífica", afirmó.

Además, manifestó su respaldo a la iniciativa del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de invocar la Carta Democrática para analizar la situación en Venezuela, así como sus llamados a "liberar a los presos políticos y asegurar la libertad de expresión".

Contraataque venezolano: "Habló el rey del mundo"

"Estamos viviendo una matriz que pretende una intervención militar de Venezuela", expresó Rodríguez en el marco del 46 Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se celebra en Santo Domingo.

La ministra venezolana, que hizo uso de la palabra inmediatamente después del secretario de Estado (canciller) de EEUU, John Kerry, cuestionó la participación de Washington en la región.

"Siento como que habló el dueño del mundo", dijo Rodríguez, y criticó la "conjura" que lleva adelante "la derecha", que "ha tomado a Venezuela como plato de banquete".

"Todo el mundo opina, dice y manda" sobre Venezuela, criticó.

La diplomática dijo que su país es víctima de "bullying internacional" y exigió "respeto".

"Exijo respeto, hay divergencia geopolítica con el país hegemónico de esta región, pero (esta divergencia) debe dirimirse con respeto al principio de no intervención y no injerencia", afirmó.

Rodríguez dijo que tanto la actitud de Washington como la de la OEA están "vulnerando" la "piedra angular" de la carta fundamental del organismo, que establece la no intervención.

"Los asuntos internos de Venezuela los dirimen los venezolanos", expresó.

La canciller aseguró que en Venezuela "no hay presos de conciencia", y recordó al portorriqueño Oscar López Rivera, preso en Estados Unidos desde 1981, acusado de "conspiración".

"Es el preso político más extenso (sic), es un preso de conciencia, no por terrorismo", señaló, recibiendo el aplauso de algunos de los embajadores presentes.

También recordó la invasión de EEUU a República Dominicana en 1965.

"Hace 51 años este país fue víctima de invasión de EEUU con apoyo de esta organización, en lugar de pedir perdón al pueblo de este país, pretendemos intervenir Venezuela", dijo.

En la sesión inaugural del lunes, el presidente dominicano, Danilo Medina, pidió a la OEA que apruebe una resolución de desagravio a su país por el rol desempeñado por el organismo durante la invasión.

"Esta nefasta violación de la soberanía legítima de los dominicanos, producida en 1965 causó muerte, dolor e indignación en nuestro pueblo, es una herida aún abierta para muchos, y que solo podrá sanar mediante el reconocimiento de lo sucedido por parte de la OEA y la petición de perdón que merece nuestra ciudadanía", dijo Medina.

El 46 Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la OEA se desarrollará hasta este miércoles.

sputniknews.com