Tecnam
Los Cardama con el avión de entrenamiento ligero Tecnam P 2002JF Sierra.

www.fuerzasmilitares.org (19SEP2016).- La fuerza Aérea Argentina ha contratado a una empresa privada de ese país para que le provea de aviones de entrenamiento. Se trata de Aerotec Argentina S.A., una empresa ubicada en la provincia de Mendoza, que pertenece a los hermanos Cardama (Diego, Mario y José). Esta próspera empresa en apenas 16 meses de existencia, ya ha producido y entregado varias decenas de aviones. Mañana martes 20 de septiembre, en ceremonia especial que contará con la presencia del señor Gobernador, Aerotec entregará la primera aeronave a la Fuerza Aérea Argentina. 

Se trata de un primer lote de ocho (8) aviones de entrenamiento Tecnam P 2002JF Sierra, que pasarán a hacer parte del Grupo Aéreo de la Escuela de Aviación Militar de Córdoba. El contrato es por $ 28.645.000, y contempla la entrega de dos aviones por mes, además de la capacitación de los instructores y mecánicos.

La planta de fabricación de Aerotec Argentina S.A., se inauguró en mayo del 2015, allí se producen 4 modelos distintos de aviones livianos, todos bajo licencia de la empresa italiana Costruzione Aeronautiche Tecnam SRL, cuya sede está en Capua, Italia. Los cuatro modelos en producción son los monomotores biplaza de ala alta Tecnam P92 yTecnam P2008, y los monomotores biplaza de ala baja Tecnam P2002 y Astore. Todos avalados por la Dirección de Certificaciones Aeronáuticas de la Administración Nacional de Aviación Civil.

La fuerza Aérea Argetina requirió que los Tecnam P2002JF a adquirir contaran con un paquete de equipamiento y aviónica muy superior al estándar, esto pensado para ampliar las capacidades de la aeronave original, conocida como 1005 Glass Cockpit-Night VFR. Esta contempla panel de instrumentos digital Garmin G500 PFD, un sistema integrado de comunicaciones y navegación GTN 650 COM/NAV/GPS con antenas e instrumentación, velocímetro y altímetro de respaldo, pitot calefaccionado, luces de instrumentos y mapas, y atenuador de iluminación.

 

(Douglas Hernández, Medellín)