El ministro de Defensa de Chile, Andrés Allamand, ha anunciado un retiro gradual a partir de 2012 del contingente militar chileno que participa en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas (Minustah) en Haití. 
Según la agencia Xinhua, unos 500 militares y policías chilenos integran esa fuerza desde el 2004, cuando la Organización de Naciones Unidas decidió intervenir militarmente en el país tras la crisis que provocó la caída del gobierno del entonces presidente Bertrand Aristide. El ministro chileno defiende la idea de establecer un cronograma para poner fin a la presencia militar chilena en Haití. 
"El planteamiento que nosotros hemos formulado al interior del Consejo de Defensa Latinoamericano es que el próximo año debemos avanzar en el retiro gradual, proporcional y coordinado de nuestras tropas", dijo Allamand. Desde que asumió en marzo de 2010, el gobierno derechista de Sebastián Piñera ha expresado su interés en reducir el número de los efectivos chilenos que han colaborado en la seguridad interna del país caribeño.
No obstante, en mayo pasado, el Senado aprobó la petición del gobierno de prorrogar por un año la permanencia de las tropas, después de consultar a los países que tienen fuerzas militares en Haití, entre ellos Argentina y Brasil. El jefe de la Minustah es el ex canciller chileno Mariano Fernández.
El ministro valoró positivamente la creación de una fuerza armada conjunta con Argentina para cumplir misiones internacionales de paz de las Naciones Unidas, así como también la estrecha relación estratégica mantenida con las Fuerzas Armadas de ese país.
Infodefensa