Luis Felipe Ríos CastañoEl Ministerio Público de Nicaragua acusó hoy al colombiano Luis Felipe Ríos Castaño por cometer supuestos actos de espionaje contra el Ejército para transmitir la información a las fuerzas armadas de su país, confirmó una fuente oficial.

Por el caso, el Ejército de Nicaragua anunció hoy que dio de baja a un teniente y a un coronel nicaragüenses por colaborar con Ríos Castaño, a quien revelaron secretos de seguridad y defensa.

El fiscal nicaragüense Armando Juárez declaró al canal 63 de la televisión local que Ríos Castaño es acusado de buscar "información restringida" de Nicaragua, relacionada con la "defensa nacional" y la "seguridad nacional".

Por su parte, el jefe del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés, dijo este jueves en rueda de prensa que Ríos Castaño confesó trabajar para los servicios de inteligencia de Colombia y buscaba información clasificada sobre la seguridad y defensa nicaragüense.

"La información que buscaba (Ríos Castaño) eran los planes de defensa nacional; hay que recordar que hay un juicio con Colombia, información de planes de desarrollo en el país y la trascendencia de la cooperación del Ejército con otras fuerzas armadas", agregó el jefe militar.

Ríos Castaño "violentó" las leyes nicaragüenses, "tenemos pruebas y conocemos para quién trabaja en Colombia", destacó.

Un juez de Managua, Julio César Arias, decretó prisión preventiva contra el colombiano y fijó una audiencia inicial para el próximo 26 de junio.

"El Ejército de Nicaragua no permitirá que organismos y agentes extranjeros vengan a (...) atentar contra la estabilidad del país", advirtió, en tanto, Avilés.

Según el Ejército de Nicaragua, Ríos Castaño ingresó a este país centroamericano a finales de 2010, se hizo pasar como un corresponsal de prensa con nacionalidad española y desde entonces "realizó un trabajo en contra de la seguridad" nicaragüense.

En agosto pasado los servicios de inteligencia de las fuerzas armadas nicaragüenses descubrieron el supuesto trabajo del ciudadano colombiano y esta semana fue detenido en una vivienda que alquilaba al sur de Managua, indicó el Ejército nicaragüense.

Ríos Castaño deberá "recibir todo el peso de la ley", remarcó Avilés.

El Ejército, por su parte, señaló en un comunicado que no tolerará "traidores" dentro de sus filas, en referencia a dos soldados a los que dio de baja por colaborar con Ríos Castaño a cambio de dinero.

El teniente Amaru Álvarez Granera y el capitán Leónidas Castillo Ruiz fueron separados del Ejército nicaragüense por colaborar con el colombiano Ríos Castaño y son "procesados bajo el fuero militar" por espionaje militar, revelación de secretos y desobediencia, explicó Avilés.

EFE