ELuis Felipe Ríos Castañol Fiscal general Armando Juárez, dio a conocer que la captura del ciudadano colombiano Luis Felipe Ríos Castaño, es el primer caso de espionaje que se registra en Nicaragua. También expresó que éste es un caso doloso de un país a otro país, ya que se trata de espionaje. 

Los dos militares nicaragüenses: el Teniente Amaru Álvarez Granera y el Capitán Leónidas Castillo Ruiz eran remunerados con dinero, que eran enviados por la agencia Western Union llegando a recibir más de 29 mil dólares. Se encontraron varias veces como en el bar-hotel Las Mercedes, la gasolinera Puma frente a la Fuerza Aérea de Managua, el hotel Panorama en Estelí, Café Latino en Estelí y Metrocentro. La información que se le daban a Ríos Castaño era suministrada a los oficiales colombianos a través de correo electrónicos.

Los oficiales colombianos son el Teniente Carlos Andrés Pérez Parodi, de la Escuela Naval de cadetes Almirante José Prudencio Padilla de Colombia, Teniente Coronel Carlos Bautista Londoño, Anderson Ernesto Pérez Fernández, Teniente Cesar Leonardo Tique Vernier del Batallón aerotransportado número 28 de Colombia, Romano Alexander Díaz de la Secretaria Distrital de Bogotá, Gerardo Shadid Santamaría de la Escuela Naval de Cadete Almirante José Prudencio Padilla. 

Los dos militares implicados en este caso serán juzgados por el Código Militar y les podrían dar la 15 años o más de prisión, mientras tanto el colombiano será acusado por la Fiscalía y le podrían dar una pena de 4 a 8 años de prisión por el delito de espionaje contra el Estado de Nicaragua.

canal15.com.ni