Las Fuerzas Armadas iniciaron tratativas para la adquisición de 5 aviones de combate de procedencia checa. Se trata del Aero L-159. Es un avión de combate polivalente fabricado por la compañía Aero Vodochody. 

La empresa extranjera fabricó 2.500 aviones de combate y de entrenamiento únicos en el mundo. Tiempo atrás fabricaban los aviones para la antigua Unión Soviética. La información fue confirmada ayer por el comandante de las Fuerzas Militares, general Felipe Benicio Melgarejo. 
Informó que hubo un ofrecimiento de cinco aeronaves. Las mismas tienen un costo aproximado de 8,9 millones de dólares cada una. Son nuevas, los motores son americanos y tienen capacidad para doble comando. Es decir, dos militares pueden pilotar la aeronave (uno adelante y otro atrás).
Al adquirir los aviones deben tener buenos repuestos y herramientas, a fin de que los militares de la Fuerza Aérea puedan realizar un buen mantenimiento. Según indicaron, otro punto positivo es el costo operativo por hora de vuelo. Se gastarán aproximadamente dos mil dólares por hora. 

DISPONIBILIDAD. El pedido se formalizó en el Ministerio de Hacienda con la venia del presidente Fernando Lugo, señaló el general Melgarejo. Refirió que las autoridades de la Secretaría de Estado están analizando la posibilidad de compra y están evaluando las fuentes de financiación. 

OTRAS OFERTAS. Además de la posibilidad de compra de las aeronaves de la República Checa, las autoridades militares también observaron la posibilidad de compra de aviones de Argentina. Se trata del Pampa II. También hubo una oferta de Brasil, con los supertucanos. Estos son operativos y tienen precios similares a los ofertados por la empresa checa. Rusia ofreció seis aeronaves pero se descartan por la falta de soporte técnico en la región. El jefe militar fundamentó que los aviones son necesarios porque necesitan controlar el espacio aéreo del país. 

Mencionó que está la ley en estudio en el Congreso y que plantea interceptar aquellos aviones que realizan vuelos sin permiso, y que generalmente tienen cargamentos ilícitos. Destacó la compra de radares móviles que fueron situados en la zona norte del país, hacia Concepción y también en la región del Chaco. "Necesitamos aproximadamente de cinco aviones de combate para realizar patrullaje y decomisar los aviones que están en situación ilegal", remarcó el general Melgarejo. El mismo operativo están realizando militares de Brasil.
ultimahora.com