Rusia y China están muy cerca de firmar un contrato de compraventa de 48 cazas polivalentes Su-35 por casi US$4.000 millones, comunicó hoy el diario "Kommersant" que cita una fuente del sector de defensa ruso.

"Las partes están muy cerca de firmar uno de los contratos más importantes del último decenio por el que China recibirá 48 cazas polivalentes Su-35", dijo la fuente.

Comentó que el único problema consiste en que Moscú exige de Pekín garantías jurídicas de que abandonará su práctica de copiar aviones rusos haciendo competencia a Rusia en el mercado internacional, pero China no se apresura a brindar tales garantías.

A modo de ejemplo, la fuente citó el avión chino J-10 que es copia exacta del caza ruso Su-27, o el FC-1 que es copia del caza MiG-29.

El director de la edición "Export vooruzheni" (Exportación de armamento), Andrei Frolov, señaló que los planes de China de comprar una partida tan grande de cazas rusos se debe al atraso de su industria bélica.

"China alcanzó grandes éxitos al aprender a piratear cazas soviéticos o rusos, pero no supo desarrollar motores fiables para estos aviones y los compra a Rusia", dijo Frolov.

Según datos del Centro de Análisis del Comercio Mundial de Armas, Rusia entregó el año pasado a China 11 motores D-30KP2 para bombarderos H-6K y unos 60 motores AL-13F/FN para los cazas J-10, J-11 y Su-27/30.

RIA Novosti

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró que las autoridades de Siria "incumplen sus compromisos" de proteger a la población en la ciudad de Homs, zona de violentos combates entre las fuerzas opositoras y las tropas gubernamentales, comunicaron hoy agencias.

"Las bajas entre la población civil fueron muy serias. Nos siguen llegando informaciones sobre ejecuciones masivas, arrestos y torturas… Las autoridades sirias incumplen sus compromisos",  dijo Ban en la sesión de la Asamblea General de la ONU.

Poco antes, el jefe de la ONU había pedido a Damasco permitir a las organizaciones humanitarias acceso a Homs para atender las necesidades más urgentes de los habitantes de esa ciudad.

Rusia pedirá a la ONU aclarar la postura de varias personalidades oficiales que se pronuncian por suministrar armamento a los destacamentos de la oposición siria relacionados con Al Qaeda, declaró hoy el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores.

"Moscú pedirá a los organismos antiterroristas de la ONU aclarar la postura de varias personalidades oficiales que se pronuncian por suministrar armamento a la oposición siria", manifestó el portavoz de la cancillería rusa, Alexandr Lukashévich.

Moscú también pedirá dar una valoración jurídica a tal postura partiendo de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que prohíben prestar apoyo a Al Qaeda y a los grupos vinculados a esta red terrorista internacional, agregó el portavoz de la diplomacia rusa.

RIA Novosti

La Unión Europea proclamó hoy, en una declaración adoptada al término de una cumbre de dos días en Bruselas, que reconoce al opositor Consejo Nacional Sirio (CNS) como “representante legítimo” del pueblo sirio.

“La Unión Europea respalda a la oposición siria en su lucha por la libertad, la dignidad y la democracia, reconoce al Consejo Nacional Sirio como representante legítimo de los sirios y llama a todos los miembros de la oposición siria a unirse en su lucha pacífica por una nueva Siria en que todos los ciudadanos gocen de iguales derechos”, consta en el documento final de la cumbre.

Rusia carece de compromisos de proporcionar asistencia militar a Siria en caso de la injerencia foránea en el territorio sirio, declaró hoy el portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Alexandr Lukashevich.

Según el acuerdo de amistad y cooperación, concluido entre Siria y la Unión Soviética en el año 1980, en caso de que un tercer país injiera en el territorio sirio, la URSS sería implicada en los sucesos. En este sentido, Rusia como país sucesor de la URSS puede ser inmiscuida en el conflicto.

No obstante, Lukashevich descartó tal posibilidad, al indicar que “se trata del mecanismo tradicional de consultas”, resaltó que según el respectivo documento “las altas partes contratantes se comprometen a ponerse en contacto inmediato con el fin de coordinar sus posturas y cooperar para eliminar la amenaza y restablecer la paz”.