El Ministerio de Defensa de Rusia seguirá negociando con Azerbaiyán la prolongación del arriendo del radar de Gabala, declaró hoy el viceministro de Defensa, Anatoli Antónov.

"Las negociaciones continúan y la primera ronda transcurrió en un ambiente constructivo. Ahora necesitamos consensuar con los colegas azerbaiyanos la fecha en que la delegación rusa pueda viajar a Azerbaiyán para continuar las conversaciones", apuntó.

La revista "Kommersant" escribió hoy, citando fuentes del departamento militar ruso, que Azerbaiyán quiere subir el alquiler del radar de 7 a 30 millones de dólares anuales.

El radar de Gabala, situado en el territorio azerbaiyano, fue uno de los elementos clave de la defensa antimisiles de la Unión Soviética.

Después de que Azerbaiyán proclamó su independencia y el radar pasó a su propiedad, Rusia continuó utilizando la instalación. El acuerdo de arriendo fue suscrito en 2002 y expira el 24 de diciembre de 2012.

El Ministerio ruso de Defensa ya comentó que quisiera prolongar el alquiler al menos hasta 2025. Las negociaciones deben terminar antes de próximo porque el nuevo acuerdo debe ser firmado seis meses antes de la fecha de expirar el acuerdo en vigor.

RIA Novosti

El presidente de Kirguizistán, Almazbek Atambáev, cuestionó hoy la permanencia de la base aérea rusa en la ciudad kirguís de Kant al afirmar que incumple sus funciones y sólo complace “el amor propio del generalato ruso”, aparte de que Moscú ya lleva cuatro años sin pagar el arriendo.

“No nos conviene la situación actual en que la base rusa incumple sus obligaciones y no paga siquiera por el arriendo”, manifestó Atambáev en una entrevista con el diario Kommersant.

El presidente kirguís, quien acaba de mantener una serie de negociaciones en Moscú, señaló que “los máximos dirigentes de Rusia desconocían el estado real de las cosas” y que el líder ruso Dmitri Medvédev puso a Defensa “un plazo de 10 días para pagar todas las deudas” por la base de Kant, una suma del orden de 15 millones de dólares acumulada en los últimos cuatro años.

Esta base aérea, la mayor de las instalaciones militares rusas en el Asia Central, no ayuda en nada a Kirguizistán a día de hoy. Ningún piloto kirguís recibió formación allí, y en 2010, durante los disturbios interétnicos en Osh, aviones rusos ni siquiera sobrevolaron la zona, recordó.

“Ya miraremos qué falta nos hace (esa base). Si es sólo para dar gusto al amor propio de algunos, ni Rusia ni nosotros la necesitamos”, dijo.

El mandatario kirguís declaró que le da lo mismo cuál de las dos potencias, EEUU o Rusia, construya en Kirguizistán un centro de entrenamiento para el Ejército nacional pero calificó de inadmisible que ese rótulo sea usado para preservar asesores militares su país.

“Ya no queremos mantener con nadie ese ese juego militar”, subrayó.

Anteriormente, Atambáev reafirmó la decisión de cerrar más allá del verano de 2014 la base aérea estadounidense en “Manas”, el aeropuerto internacional de la capital kirguís. Creada en 2001 y rebautizada luego como Centro de Tránsito, esa base cubre un 30% de los abastecimientos de combustible en pleno vuelo para aviones que cumplen misiones en el marco de la operación “Libertad inquebrantable” en Afganistán.

En su entrevista con Kommersant, Atambáev negó que Kirguizistán quiera trasladar la base aérea estadounidense a Kant.

“Es algo que no pasará nunca más. De momento, el acuerdo sobre la base rusa se ha prolongado automáticamente pero pienso que cada nación debe defenderse por sí misma. Y sería más lógico que Kirguizistán no estuviera vinculado a Rusia a través de una base sino conformará con ella un espacio económico único y compartiera fronteras externas”, apuntó.

RIA Novosti

El Gobierno de la India autorizó a las Fuerzas Navales del país comprar nueve aviones de reconocimiento de alcance medio por US$ 1.000 millones, comunicó hoy el diario "The Times of India".

Los nuevos aviones resguardarán la seguridad aérea del país sobre el océano Índico conjuntamente con los aviones de largo alcance P-8I Poseidon comprados al fabricante estadounidense Boeing.

En el concurso de suministro de aviones de alcance medio participan las estadounidenses Boeing y Lockheed Martin, la sueca Saab, la francesa Dassault Aviation, la brasileña Embraer y el consorcio europeo EADS.

Según las exigencias del comprador, los nuevos aviones deberán portar misiles de distinto tipo y torpedos para destruir buques submarinos y de superficie. El alcance de los aviones deberá ser 650 kilómetros (los P-8I Poseidon tienen un alcance superior a 2.000 km).

En 2009, la India firmó con Boeing un contrato para la compra de ocho aviones P-8I Poseidon por un total de US$2.100 millones de dólares. En marzo deberá ser firmado otro contrato para la compra de cuatro P-8I.

Según fuentes de "The Times of India", los militares indios planean gastar en la compra de aviones navales unos US$17.000 millones. Este monto incluye, en particular, un contrato con Rusia para la compra de 45 cazas embarcados MiG-29K que serían emplazados en el portaviones modernizado "Vicramaditya" (antiguo portaviones ruso "Almirante Gorshkov").

RIA Novosti

Irán quiere aumentar sus relaciones con Líbano, en especial en materia de defensa, y ayudar al fortalecimiento de las Fuerzas Armadas libanesas, según dijo el ministro de Defensa iraní, general Ahmad Vahidi, informó hoy la página web de su departamento.

Con motivo de la visita que realiza a Irán el ministro de Defensa del Líbano, Fayez Ghosn, Vahidi indicó que "fortalecer el Ejército libanés forma parte de la estrategia política de la República Islámica iraní, pues Líbano debe tener un Ejército fuerte para defender sus intereses en la región".

Irán ha manifestado reiteradamente su apoyo al grupo radical armado chiíta libanés Hizbulá y, recientemente, el líder supremo iraní, ayatolá Ali Jamenei, admitió la intervención directa de Irán con esa organización en la lucha contra Israel.

Sin embargo, hasta ahora, Irán no había manifestado su apoyo a las Fuerzas Armadas libanesas.

Vahidi insistió en que Irán pretende apoyar la cohesión en Líbano, país al que considera fundamental para mantener la estabilidad y la seguridad de la zona de Oriente Medio.

La compañía pública israelí Israel Aerospace Industries (IAI) prevé suministrar a Azerbaiyán vehículos aéreos no tripulados (UAV) y armamento de alta precisión por unos 1.600 millones de dólares, informó una fuente del Ministerio israelí de Defensa.

Según la fuente citada por agencias internacionales, entre los armas que recibirá Bakú figuran sistemas antiaéreos y antimisiles, cuyos modelos y número no se precisan.

Últimamente, la ex república soviética ha experimentado un empeoramiento de sus relaciones con Irán, su vecino del sur.

Así, Teherán exigió recientemente a Bakú impedir al servicio de inteligencia israelí Mossad que use su territorio nacional para realizar operaciones contra la República Islámica.

Irán acusó asimismo a Azerbaiyán de colaborar con los terroristas responsables de los atentados contra los científicos nucleares iraníes. Según afirma Teherán, Bakú permitió a los asesinos, vinculados presuntamente con el Mossad, cruzar la frontera entre ambos países.

RIA Novosti