El gobierno de Filpinas está interesado en adquirir un escuadrón de 12 aviones de combate F-16 Fighting Falcon a EEUU; así lo confirmó el secretario de relaciones exteriores de EEUU, Albert Del Rosario, que sostendrá una reunión con el encargado del despacho de Defensa de Filipinas proximamente para discutir posibles adquisiciones.

Del Rosario afirmó que la solicitud por 12 cazadores F-16 y un tercer buque de la guardia costera ha sido remitida a las autoridades estadounidenses competentes. De acuerdo a diversas agencias internacionales de noticias, Del Rosario agregó que ha recibido señales positivas de los encargados de ventas al extranjero, en apoyo a las intenciones del gobierno filipino por construir una minima postura creible de Defensa. Filipinas cuenta con una de las Fuerzas Armadas más débiles de la región, con solamente unos cuantos jets de entrenamiento S-211. A mediados de los noventa, la Fuerza Aérea retiró del servicio unos 8 aviones F-5, que se estaban convirtiendo en demasiado costosos de mantener.

Cabe anotar que en enero de 1998, EEUU ofreció a Filipinas la venta de 26 cazadores F-16 que habian sido vendidos originalmente a Pakistan pero posteriormente embargados. Sin embargo, la situacion financiera del pais, en ese entonces, impidió que se concretara la adquisicion.

Filipinas mantiene un reclamo sobre la soberania de las islas Spratly, disputadas por varios países de la región.

El departamento de Estado de EEUU anunció el 29 de diciembre del 2011, que el gobierno de Arabia Saudita concretó la adquisición de cazadores Boeing F-15SA, por un valor aproximado de USD 29.400 millones, vía el programa de Ventas Militares al Extranjero. De acuerdo al gobierno de EEUU, el acuerdo de oferta y aceptacion de oferta fue firmado el pasado 24 de diciembre en la ciudad de Riyadh.

En octubre del 2010, el secretario adjunto de Estado de EEUU, Andrew Shapiro, anunció la intención de su gobierno de vender un significativo paquete de Defensa a Arabia Saudita, incluyendo cazadores F-15. El contrato firmado comprende la adquisicion de hasta 84 aviones Boeing F-15SA, municiones, repuestos, entrenamiento, mantenimiento y logistica. La Fuerza Aérea del país árabe alinea unos 70 cazadores F-15, los que seran modernizados dentro de este mismo paquete a la configuracion SA.

Dos buques de guerra estadounidenses cruzaron el Estrecho de Ormuz pese a las amenazas de Irán con bloquear el paso buques con  hidrocarburos provenientes de la zona del Golfo Pérsico, informó el pasado jueves la Armada de EEUU.

Dos buques estadounidenses, incluido el portaaviones nuclear John C. Stennis, zarparon del puerto Jebel Ali (Emiratos Árabes Unidos) y llegaron a través del Estrecho de Ormuz al mar Arábigo donde estarán estacionados para proveer apoyo a las fuerzas de la OTAN en Afganistán.

Unas fuentes de la Quinta Flota de la Armada de EEUU, basada en el Golfo Pérsico, señalaron que la travesía se realizó sin incidentes.

Irán realiza actualmente en el Estrecho de Ormuz un simulacro naval, con el objetivo de entrenar maneras de bloquear dicho estrecho, medida anunciada anteriormente por Teherán por si el Occidente impone un embargo a las exportaciones del petróleo iraní. EEUU respondió que no tolerará cualquier bloqueo al tráfico por esta vía marítima.

Las relaciones entre EEUU e Irán están en deterioro, a consecuencia del programa nuclear iraní.

EEUU y varios países europeos sospechan que Irán está desarrollando la fabricación de armamento nuclear bajo la cobertura de su programa de energía atómica. Teherán refuta tales acusaciones, asegurando que su programa se realiza exclusivamente para satisfacer la creciente demanda energética del país.

RIA Novosti

Irán lanzó el sábado un misil de medio alcance en las maniobras navales que está realizando en el Golfo Pérsico, informaron hoy agencias que citan a fuentes militares.

"Es un misil tierra-aire de medio alcance equipado con la última tecnología y destinado a destruir blancos de baja detección", según comunicaron estas fuentes.

Las maniobras navales "Velayat 90" comenzaron el 24 de diciembre y se extenderán por diez días. La zona del simulacro abarca unos 2.000 kilómetros cuadrados desde el Estrecho de Ormuz hasta el Golfo de Omán.

El objetivo de las maniobras es ensayar el cierre del Estrecho de Ormuz, medida anunciada por Teherán por si Occidente impone un embargo a las exportaciones del petróleo iraní. EEUU ya respondió que no tolerará el bloqueo al tráfico por esa vía.

El Estrecho de Ormuz es la principal vía marítima para la exportación de hidrocarburos producidos en la zona del Golfo Pérsico. Emiratos Árabes y Omán –aliados de Washington– controlan la costa meridional del Estrecho de Ormuz mientras que Irán controla su costa septentrional.

Las relaciones entre Washington y Teherán se deterioraron a consecuencia del programa nuclear iraní.

EEUU y varios países europeos sospechan que Irán está desarrollando arma nuclear bajo la cobertura de su programa civil de energía atómica. Teherán refuta las acusaciones asegurando que su programa sólo busca satisfacer la demanda energética del país.

Ria Novosti

El satélite chino de comunicaciones Asiasat-7 se separó hoy del cohete impulsor ruso.

-M, lanzado el pasado viernes desde el cosmódromo de Baikonur, informó una fuente de la Agencia espacial de Rusia (Roscosmos).

“La separación del ingenio se produjo a las 08:23 hora de Moscú (04:23 GMT) y el cliente asumió el control del aparato”, precisó la fuente.

El Asiasat-7, de 3760 kg, es un ingenio construido por la compañía estadounidense  Space Systems/Loral.Cuenta con 26 transponedores en banda C y 14 en banda Ku para dar cobertura a todos los clientes de Asia Satellite Telecommunications Company Limited (AsiaSat) a lo largo de la zona asiática del Pacífico.

El Asiasat-7 tendrá una vida útil de 15 años gracias a dos paneles solares y unas baterías que usará para abastecerse de energía. Operará en órbita geoestacionaria.

El lanzador Protón-M, de 720 toneladas, 47 metros de largo y 7 metros de diámetro, es un cohete de tres fases en capacidad de situar cargas de entre 3.500 kilogramos en órbitas geoestacionarias de 36.000 kilómetros de altura. Se considera como uno de los cohetes impulsores más fiables del mundo.

RIA Novosti