SiriaLa Asamblea del Consejo de Seguridad votará este viernes un proyecto de resolución sobre Siria que no exige la destitución del presidente sirio, Bashar Asad y tampoco la imposición de sanciones contra ese país árabe como lo exigen algunos países occidentales y la Liga Árabe.

"La votación tendrá lugar el viernes, ahora el proyecto todavía es debatido",  declaró una fuente diplomática anónima en Nueva York.

En la nueva versión del proyecto, cuya copia tuvo acceso RIA Novosti, ya no aparecen las demandas propuestas por la Liga Árabe contra Damasco sobre la irrevocable salida de Asad del poder, aunque la principal crítica se dirige contra el gobierno sirio, que enfrenta a grupos armados de la oposición.

El nuevo proyecto de resolución exige a las autoridades sirias abstenerse del uso o transferencia a agrupaciones no gubernamentales su arsenal de  armas químicas y biológicas, u otros materiales similares y cumplir con las obligaciones asumidas por el Estado para garantizar la protección del acceso de ese tipo de armas.

Los redactores del nuevo proyecto destacan la importancia de llevar ante la justicia a todos los responsables de las violaciones de derechos humanos en Siria, incluidas todas las acciones  consideradas como crímenes contra la población civil siria.

El  proyecto anterior de resolución para Siria propuesto por Arabia Saudita y apoyado por 193 países proponía sanciones contra Siria y exigía la salida de Bashar, pero en estos dos puntos fueron retirados del texto final.

Rusia y China vetaron en julio en el Consejo de Seguridad, un proyecto de una resolución que amenazaba con sanciones a Siria. El texto abría  la posibilidad de una intervención militar extranjera en Siria.Moscú y Pekín vetaron además las sanciones contra Damasco en octubre de 2011 y en febrero de 2012.

Rusia declaró en más de una ocasión que no permitirá que se repita en  Siria lo ocurrido en Libia e insistió en que los sirios deben decidir su futuro por cuenta propia, mediante un amplio diálogo nacional y sin injerencia extranjera.

Los enfrentamientos entre la oposición armada y el régimen de Bashar Asad causaron más de 17.000 víctimas desde marzo de 2011, según los últimos datos de la ONU, proporcionados por el presidente de turno del Consejo de Seguridad, el colombiano Néstor Osorio.

RIA Novosti