Kofi AnnanEstados Unidos responsabilizó este jueves a Rusia y China por la renuncia de Kofi Annan como enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria, por el bloqueo a las resoluciones que buscaban sancionar al régimen de Bashar al Asad en el Consejo de Seguridad.

La partida de Annan como mediador internacional pone de manifiesto el rechazo de Al Asad a poner fin a los sangrientos ataques contra su propio pueblo, afirmó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, a bordo del avión presidencial Air Force One.

"La renuncia de Annan destaca el fracaso de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en apoyar importantes resoluciones contra Al Asad, que hubieran convertido a Al Asad en responsable" de lo que sucede en Siria, explicó Carney.

El portavoz dijo que el presidente Barack Obama agradece la buena voluntad con la que Annan ha servido como enviado para Siria y sus esfuerzos por lograr una transición pacífica en medio de los combates entre las tropas de Al Asad y los rebeldes.

Annan, que fue nombrado el 23 de febrero y cuyo mandato expira el 31 de agosto, aseguró que su renuncia se debe a que no recibió "todos los apoyos que merecía la causa" siria y a las "divisiones en la comunidad internacional".

El emisario diseñó un plan de paz de seis puntos, que incluía el cese de los combates entre el ejército y la oposición armada y una transición política, que nunca llegó a aplicarse.

Rusia y China vetaron tres veces resoluciones que querían imponer sanciones a Siria.

AFP