Kamov 115El Ministerio indio de Defensa convocó la semana pasada el concurso correspondiente y pidió ofertas a varios fabricantes, entre ellos, los estadounidenses Boeing, Bell y  Sikorsky, el ruso Kamov, el italiano AgustaWestland y el europeo Eurocopter.

India necesita modelos adaptados para misiones de reconocimiento, lucha antiterrorista, operaciones contra submarinos, inteligencia electrónica, búsqueda y rescate. Las primeras máquinas deben suministrarse en 2016. Además de helicópteros, los militares esperan recibir tres simuladores.

Los futuros helicópteros serán bimotores, usarán la cubierta de buques para despegue y aterrizaje, tendrán una masa de al menos 4,5 toneladas al despegar e incluirán, entre otro armamento, lanzadores de misiles de 70 milímetros y ametralladoras de 12,7 milímetros. Las versiones antisubmarinas estarán dotadas de torpedos y bombas de profundidad.

En la próxima década, India planea comprar 900 helicópteros militares, incluidos 384 modelos utilitarios y de observación, 90 navales multipropósito, 65 de combate ligeros, 22 de ataque pesados, 139 de transporte medianos y 15 de transporte pesados.

RIA Novosti