John BairdLas autoridades de Canadá tomaron la decisión de cerrar la embajada en Teherán y expulsar a los diplomáticos iraníes, informaron hoy agencias.

Los diplomáticos iraníes tienen un plazo de cinco días para abandonar el territorio de Canadá, dice un comunicado del canciller canadiense, John Baird.

“En la actualidad (el Gobierno de Irán) representa la mayor amenaza para la paz y la seguridad en el mundo”, según la nota.

Baird explicó que la medida se tomó como repuesta a la negativa de Teherán de suspender su programa nuclear y los supuestos suministros de armas de Irán a Siria.

EEUU y otros países occidentales acusan a Irán de desarrollar armas nucleares al amparo de un programa pacífico de energía nuclear. Teherán niega las acusaciones y afirma que su programa nuclear está destinado a satisfacer las necesidades de electricidad del país.

RIA Novosti