Imagen de archivo del J20Un nuevo caza chino J-31 de quinta generación efectuó exitosamente su primer vuelo de prueba que duró 11 minutos, informó hoy el diario Huanqiu Shibao.

La prensa local destaca que China es la segunda potencia mundial después de EEUU que está desarrollando simultáneamente dos modelos de los cazas de quinta generación: el J-20 y el J-31.

A juzgar por las imágenes divulgadas en Internet, el J-31 es un caza clásico de dimensiones medianas con cola bideriva, provisto de dos motores. Tiene la longitud de 16-17 metros y su envergadura alar es de 10 metros.

La versión experimental del J-31 está dotada de motores rusos los que posteriormente serán sustituidos por propulsores WS-13 de fabricación china, señala Huanqiu Shibao.

Al igual que otro caza chino de quinta generación, el J-20, sometido a pruebas en enero de 2011, el J-31 es un avión “invisible”, desarrollado con empleo de las tecnologías furtivas.

Según los expertos, en el futuro el nuevo caza podría operar desde portaviones y reemplazar el aparato J-15 de tercera generación. China planea construir de tres a cinco cruceros con aviación embarcada en los próximos 20 año

RIA Novosti