Portaviones LiaoningEl Ejército de China efectuó con éxito la primera prueba de aterrizaje de un avión de combate en su portaaviones Liaoning, antiguo buque soviético Variag, informó este domingo un portavoz de la Armada china citado por la agencia Xinhua.

El Liaoning, que puede albergar en su cubierta 26 aviones y 24 helicópteros, es el primer portaaviones del país asiático que lo adquirió a Ucrania en 1998 por 20 millones de dólares. En aquel momento Pekín anunció que planea convertirlo en un casino flotante, sin embargo posteriormente la nave fue modernizada para su uso militar.

Tras incorporarse a la Marina de Guerra china hace exactamente dos meses, el navío ha realizado más de un centenar de ensayos y tests, que se producen en medio de la tensión con Japón por las islas Diaoyu (Senkaku, según la denominación nipona).

Según está previsto, el primer portaaviones chino será utilizado para ejercicios de la Armada y además servirá de referencia para la construcción nacional de otros buques del mismo tipo, primeros de los cuales deben entrar en servicio entre 2016 y 2017.

El avión que protagonizó el primer aterrizaje sobre la cubierta del Liaoning es un Shenyang J-15, versión china del caza ruso de cuarta generación Sukhoi Su-33.

A finales del pasado mes se informó asimismo que China ensayó por primera vez su nuevo avión de combate Shenyang J-31, conocido también bajo la denominación de J-21 o F-60 y similar a los cazas de quinta generación estadounidenses F-22 Raptor y F-35 Lightning II en cuanto al diseño exterior.

Por sus características, la nueva nave también es apta para su uso en portaaviones.

RIA Novosti