Armada Iraní. Imagen de archivo.Irán comenzó los ejercicios navales Velayat 91, de seis días de duración, que cubrirán un millón de kilómetros cuadrados en el Estrecho de Ormuz, el mar de Omán, el Golfo de Adén, el Estrecho de Bab el Mandeb y el norte del Océano Índico, según la Armada iraní.

Estas maniobras persiguen, entre otros objetivos, “demostrar la capacidad del Ejército y la Marina iraníes para defender las fronteras marítimas  y los intereses del país”, declaró el comandante de la Armada, contralmirante Habibollah Sayyari, citado por la agencia de noticias Fars.

Es un mensaje de paz y amistad a los países vecinos, según él, pero también un mensaje a los enemigos, de que los iraníes defienden seriamente sus intereses en todas las áreas, en particular, en las aguas internacionales.

En el marco de los ejercicios, el portahelicópteros Bushehr y el destructor Jamaran escoltarán petroleros y otros buques mercantes iraníes para defenderlos de posibles ataques piratas. También están programadas las pruebas de misiles y sistemas de defensa, así como los simulacros de patrullaje marítimo, reconocimiento y combate.

La anterior edición de las maniobras, Velayat 90, se celebró en diciembre de 2011 en el Estrecho de Ormuz, principal ruta marítima para la exportación del petróleo y el gas del Golfo Pérsico. Las declaraciones de funcionarios iraníes, que habían amenazado con bloquear el Estrecho, aportaron un elemento de tensión a aquellos ejercicios que culminaron con un ensayo de misiles de largo alcance.

RIA Novosti