No al diálogo en SiriaLa principal coalición de la oposición siria considera que el discurso pronunciado este domingo por el presidente del país, Bachar al Asad, "no ha aportado novedades" y solo confirma que el régimen "se mantiene en la represión del pueblo y la destrucción".

Abdelbaset Seida, miembro de la ejecutiva de la Coalición Nacional de Fuerzas de la Revolución y la Oposición Sirias (CNFROS), aseguró que el plan para una solución política presentado por el mandatario supone "una regresión respecto a sus compromisos anteriores".

Para Seida, Al Asad busca "deformar la realidad con un lenguaje falso", ya que sugiere que hay un conflicto en Siria "entre un régimen civil y pacífico que busca el interés de los ciudadanos y las bandas terroristas".

El dirigente opositor señaló que, tras escuchar al presidente sirio, la conclusión es que "los últimos esfuerzos del mediador internacional Lajdar Brahimi y los contactos con Estados Unidos y Rusia no han llevado a ningún avance".

Además, Seida echó en falta cualquier mención de Al Asad a la liberación de los detenidos o a la retirada militar de las ciudades.

Por su parte, el Grupo de Acción Nacional, que también integra la CNFROS, dijo que "Al Asad ha elegido la guerra contra el pueblo sirio y el suicidio en lugar de la solución" e insistió en que el mandatario sigue manteniendo "sus amenazas y el genocidio", cuando quedan dos meses para el segundo aniversario del estallido de la revolución.

Al Asad se dirigió a la nación para proponer el cese del suministro internacional de armas a los "terroristas", tras lo cual el Ejército sirio -agregó- detendrá sus operaciones y se iniciará un diálogo nacional con el objeto de elaborar una nueva Constitución y elegir un nuevo Gobierno.

Tras el discurso, los opositores salieron a las calles de algunas poblaciones de las provincias de Hama (centro del país) e Idleb (norte), entre otras, para expresar su rechazo a las palabras de Al Asad.

En el barrio de Al Hamediya, en la ciudad de Hama, decenas de personas portaron pancartas en las que se podían leer lemas como "No hay terrorismo, salvo el de Al Asad", según vídeos colgados en internet.

El portavoz de la Unión de Revolucionarios de Hama, Abu al Qasem, informó que el Ejército sirio bombardeó las localidades de Kafr Nabuda y Tibat al Imam, también en Hama, después de la intervención de Al Asad.

Al menos 60.000 personas han perdido la vida en el conflicto sirio desde marzo de 2011 hasta noviembre de 2012, de acuerdo con los últimos datos de la ONU.

EFE