Islas KurilesLas tropas del Distrito Militar Este de Rusia iniciaron maniobras a gran escala en la zona de las islas Kuriles, comunicó hoy el portavoz del distrito, teniente coronel Alexandr Gordeev.

"Las maniobras, planificadas de antemano, tienen como objetivo comprobar la capacidad combativa de las tropas. Además, los militares simularán una operación de rescate de un barco que naufragó en aguas territoriales de Rusia", informó.

En las maniobras participan unidades de artillería, cazas tácticos y aviones de ataque, así como buques de la Flota rusa del Pacífico y tropas fronterizas acantonadas en la zona isleña.

Las islas Kuriles constituyen el principal escollo en las relaciones entre Rusia y Japón. Recientemente, el portavoz del Ejecutivo nipón, Yoshihide Suga, destacó la necesidad de solucionar el litigio territorial y firmar el tratado de paz con Rusia, pendiente desde el fin de la II Guerra Mundial.

"En cuanto al plazo para la recuperación de las islas y otras cuestiones, Japón está dispuesto a mostrar una actitud flexible", dijo Suga.

Poco antes, el ex primer ministro japonés, Yoshiro Mori, afirmó que la disputa territorial podría solucionarse con el traspaso a Japón de tres de las Kuriles, opción que dista mucho de la postura oficial de Tokio, que insiste en reclamar la soberanía de las cuatro islas en litigio.

Este mes de febrero, el ex jefe del Gobierno nipón viajará a Moscú para preparar la primera visita oficial a Rusia de su sucesor en el cargo, Shinzo Abe.

Japón reclama las cuatro islas Kuriles del Sur (Iturup, Kunashir, Shikotan y Habomai) alegando el tratado bilateral sobre comercio y fronteras de 1855. Tras la II Guerra Mundial, las islas fueron traspasadas a la Unión Soviética en virtud de acuerdos internacionales y posteriormente Rusia, como heredera legal de la URSS, asumió la soberanía de estos territorios.

Tokio condiciona la firma del tratado de paz con Moscú, asignatura pendiente desde 1945, a la recuperación de las cuatro islas que define como “territorios del norte japoneses”. Por su parte, Moscú se niega a revisar la soberanía de las Kuriles.

RIA Novosti