El satélite chino de comunicaciones Asiasat-7 se separó hoy del cohete impulsor ruso.

-M, lanzado el pasado viernes desde el cosmódromo de Baikonur, informó una fuente de la Agencia espacial de Rusia (Roscosmos).

“La separación del ingenio se produjo a las 08:23 hora de Moscú (04:23 GMT) y el cliente asumió el control del aparato”, precisó la fuente.

El Asiasat-7, de 3760 kg, es un ingenio construido por la compañía estadounidense  Space Systems/Loral.Cuenta con 26 transponedores en banda C y 14 en banda Ku para dar cobertura a todos los clientes de Asia Satellite Telecommunications Company Limited (AsiaSat) a lo largo de la zona asiática del Pacífico.

El Asiasat-7 tendrá una vida útil de 15 años gracias a dos paneles solares y unas baterías que usará para abastecerse de energía. Operará en órbita geoestacionaria.

El lanzador Protón-M, de 720 toneladas, 47 metros de largo y 7 metros de diámetro, es un cohete de tres fases en capacidad de situar cargas de entre 3.500 kilogramos en órbitas geoestacionarias de 36.000 kilómetros de altura. Se considera como uno de los cohetes impulsores más fiables del mundo.

RIA Novosti