El Ministerio de Defensa de Rusia seguirá negociando con Azerbaiyán la prolongación del arriendo del radar de Gabala, declaró hoy el viceministro de Defensa, Anatoli Antónov.

"Las negociaciones continúan y la primera ronda transcurrió en un ambiente constructivo. Ahora necesitamos consensuar con los colegas azerbaiyanos la fecha en que la delegación rusa pueda viajar a Azerbaiyán para continuar las conversaciones", apuntó.

La revista "Kommersant" escribió hoy, citando fuentes del departamento militar ruso, que Azerbaiyán quiere subir el alquiler del radar de 7 a 30 millones de dólares anuales.

El radar de Gabala, situado en el territorio azerbaiyano, fue uno de los elementos clave de la defensa antimisiles de la Unión Soviética.

Después de que Azerbaiyán proclamó su independencia y el radar pasó a su propiedad, Rusia continuó utilizando la instalación. El acuerdo de arriendo fue suscrito en 2002 y expira el 24 de diciembre de 2012.

El Ministerio ruso de Defensa ya comentó que quisiera prolongar el alquiler al menos hasta 2025. Las negociaciones deben terminar antes de próximo porque el nuevo acuerdo debe ser firmado seis meses antes de la fecha de expirar el acuerdo en vigor.

RIA Novosti