Corea del Norte acepta frenar su programa de enriquecimiento de uranio y establecer una moratoria sobre las pruebas nucleares y de misiles de largo alcance a cambio de ayuda alimentaria, anunció hoy Victoria Nuland, portavoz del Departamento de Estado de EEUU.

Pyongyang aceptará también inspecciones por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para verificar la moratoria sobre el enriquecimiento de uranio, así como confirmar el desmantelamiento del reactor nuclear en Yongbyon, agregó Nuland, citada por la agencia AP.

Representantes de EEUU, según la portavoz del Departamento de Estado, se reunirán con sus colegas norcoreanos para ultimar los detalles del envío de 240.000 toneladas de ayuda humanitaria a Corea del Norte.

Según la prensa, el anuncio es resultado de la tercera ronda de negociaciones que Glyn Davies, emisario de Washington para Corea del Norte, y el vicecanciller norcoreano Kim Kye-gwan sostuvieron en Pekín la semana pasada.

 

El volumen total de la ayuda alimentaria fue negociado en dos rondas anteriores, previamente a la muerte del dirigente norcoreano Kim Jong-il en diciembre pasado. Según las expectativas, Washington reservará a los cereales una proporción mayor de la que estaba prevista inicialmente en este lote.

La versión norcoreana del acuerdo, según un comentario de Exteriores difundido por la Agencia Telegráfica Central de Corea,  resalta que la moratoria se introduce “a petición de EEUU” y se mantendrá en vigor mientras se desarrollen “negociaciones fructíferas” con EEUU.

Si la moratoria se suspende, inspectores del OIEA deberán abandonar el centro nuclear de Yongbyon. Todos los acuerdos anteriores entre Pyongyang y Washington, desde 1994, terminaron precisamente así.

Corea del Norte se proclamó potencia nuclear en 2005 y realizó dos pruebas nucleares, en 2006 y en 2009, tras lo cual el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó sanciones internacionales contra Pyongyang. En 2009, el régimen norcoreano cesó la cooperación con el OIEA y expulsó a sus inspectores. En noviembre de 2010 confirmó que dispone de miles de centrifugadoras operativas en la planta de enriquecimiento de uranio en Yongbyon.

RIA Novosti