La violencia en Siria continúawww.fuerzasmilitares.org (16AGO2013).- La misión de la ONU, encargada de investigar el uso de armas químicas en Siria volvió este viernes a retrasar el inicio de su visita, después de aplazarla anteriormente. Una fuente de la ONU en Damasco explicó a Efe que de nuevo se ha postergado el viaje debido a "problemas logísticos".
El domingo pasado, el equipo de inspectores retrasó el comienzo de la visita a territorio sirio, que tenía previsto para el día siguiente por el mismo motivo.
La misión, encabezada por Ake Sellström, antiguo inspector de armas químicas en Irak para la ONU, estaba listo desde el pasado mes de abril para entrar en Siria, pero no ha podido hacerlo hasta ahora por desacuerdos entre la organización internacional y el Gobierno sirio.
Para desbloquear la situación, la alta representante para Asuntos de Desarme de la ONU, Angela Kane, y Sellström visitaron Damasco el 24 de julio para analizar con las autoridades sirias los detalles del despliegue de la misión.
Los expertos proceden de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Tanto el régimen de Damasco como los rebeldes sirios se han acusado recíprocamente de emplear armas químicas.
Uno de los lugares al que los investigadores accederán será la localidad de Jan al Asal, en la provincia septentrional de Alepo, donde, según el régimen, 26 personas murieron en marzo pasado en un supuesto ataque rebelde con sustancias químicas.
Siria es uno de los siete países que no firmó la Convención sobre Armas Químicas de 1997.
Desde que comenzó la guerra civil en el país árabe, en marzo de 2011, han muerto más de 100.000 personas y casi siete millones necesitan ayuda humanitaria de emergencia, según las últimas cifras de Naciones Unidas.  
EFE