Presuntas víctimas de armas químicaswww.fuerzasmilitares.org (25AGO2013).- Hay "muy pocas dudas" de que las fuerzas sirias usaron armas químicas contra civiles en un ataque el miércoles en los suburbios de Damasco, informó este domingo un funcionario estadounidense, quien calificó de poco creíble el permiso tardío otorgado por Siria para investigar los hechos.

La fuente señaló que tomando en cuenta la cantidad de víctimas y sus síntomas, y el análisis de la inteligencia estadounidense, "hay muy pocas dudas, a esta altura, de que un arma química ha sido usada por el régimen contra civiles en este incidente".

Los comentarios marcan un posicionamiento cada vez más fuerte de Estados Unidos, que parece dispuesto a iniciar una acción militar tras el presunto ataque químico en el que murieron 1.300 personas, según la oposición siria, en las afueras de Damasco el miércoles.

Autoridades estadounidenses informaron además que el presidente Barack Obama, quien mantuvo reuniones el sábado sobre la crisis en Siria con varios consejeros, tomaría una decisión sobre cómo responder a un ataque con armas químicas "indiscriminado".

La fuente dijo que Washington tomó nota de que el régimen sirio autorizó este domingo a los expertos de la ONU a investigar los hechos a partir de este lunes, pero consideró la decisión tardía y poco creíble.

"Si el gobierno sirio no tuviera nada que esconder y hubiera querido probar al mundo que no ha usado armas químicas en este incidente, habría cesado sus ataques en el lugar y garantizado un acceso inmediato a la ONU hace cinco días", dijo el funcionario estadounidense.

"A esta altura, la decisión del régimen (sirio) de garantizar el acceso al equipo de la ONU es demasiado tardía como para ser creíble, incluso porque las evidencias en el lugar

han sido significativamente alteradas producto de la persistencia de los bombardeos y otras acciones intencionales del régimen en los últimos cinco días", agregó.

l régimen de Bashar al Asad aseguró que el trabajo de los expertos de la ONU permitiría desmentir las acusaciones de la oposición según la cual las fuerzas del gobierno usaron armas químicas contra civiles, incluyendo niños.

Mientras la oposición siria habló de 1.300 víctimas, Médicos Sin Fronteras señaló el sábado que 355 personas con síntomas neurotóxicos murieron en un hospital.

Estados Unidos colocó un cuarto destructor cerca de Siria y podría estar dispuesto a llevar adelante acciones militares limitadas, a pesar de que las encuestas reflejan el rechazo de los estadounidenses de que su país se involucre en un nuevo conflicto en Medio Oriente.

Sin embargo, la credibilidad de Obama, cuya inacción hasta ahora es muy cuestionada por la oposición republicana, está en juego, sobre todo desde que adviritó el año pasado que Siria cruzaría una "línea roja" si hiciera un uso masivo de armas químicas.

Expertos creen que la intervención más probable de Estados Unidos consistiría en lanzamientos de misiles desde el mar con instalaciones militares sirias como blanco.

También podría recurrirse al disparo de armas desde aviones estadounidenses por fuera de las fronteras sirias para minimizar riesgos de que pilotos estadounidenses o aliados sean víctimas de contraataques de las fuerzas de ese país.

Estados Unidos buscaría actuar con una amplia coalición de países europeos y del Golfo, mientras que Rusia se declaró contraria a cualquier intervención armada contra su aliada.

Luego de haberse reunido con sus consejeros diplomáticos y de inteligencia, Obama llamó el sábado al primer ministro británico, David Cameron, para evaluar las alternativas.

El secretario de Defensa Chuck Hagel dijo en una gira por Asia que el Ejército estadounidense estaba listo para actuar si así lo ordenaba Obama, quien pidió al Departamento de Defensa el despliegue de medios militares para ofrecer a Obama "opciones" en el caso de que éste decida intervenir en Siria.

AFP