Rusia carece de compromisos de proporcionar asistencia militar a Siria en caso de la injerencia foránea en el territorio sirio, declaró hoy el portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, Alexandr Lukashevich.

Según el acuerdo de amistad y cooperación, concluido entre Siria y la Unión Soviética en el año 1980, en caso de que un tercer país injiera en el territorio sirio, la URSS sería implicada en los sucesos. En este sentido, Rusia como país sucesor de la URSS puede ser inmiscuida en el conflicto.

No obstante, Lukashevich descartó tal posibilidad, al indicar que “se trata del mecanismo tradicional de consultas”, resaltó que según el respectivo documento “las altas partes contratantes se comprometen a ponerse en contacto inmediato con el fin de coordinar sus posturas y cooperar para eliminar la amenaza y restablecer la paz”.

 

Desde hace casi un año, Siria es escenario de violentos choques entre la oposición y las fuerzas gubernamentales. La ONU estima en más de 7.500 los muertos en los enfrentamientos. Las autoridades sirias, a su vez, reportaron más de 2.000 víctimas mortales entre los soldados y policías que se enfrentan a milicias armadas.

El pasado 4 de febrero, Rusia y China vetaron un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Siria por contener unas "formulaciones inaceptables" que podían provocar, según Moscú y Pekín, la repetición del "guión libio" en Siria.

RIA Novosti