Barack Obamawww.fuerzasmilitares.org (29AGO2013).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que aún "no ha tomado una decisión" acerca de un eventual ataque a Siria, pero dejó claro que atribuye al régimen de Bachar al Asad el uso de armas químicas contra civiles, por lo que deberá rendir cuentas.

"No he tomado una decisión (con respecto a Siria), he recibido opciones por parte de nuestras fuerzas armadas, y he tenido extensas discusiones con mi equipo de seguridad nacional", dijo Obama en una entrevista con la televisión pública PBS.

"Hemos concluido que el gobierno sirio los ha llevado a cabo (los ataques)", indicó Obama, quien recordó que "nadie o casi nadie cuestiona que las armas químicas fueron usadas a gran escala en Siria contra población civil".

El presidente explicó que no creen que la oposición posea las armas o el tipo de cohetes utilizados en los ataques del pasado miércoles en varias zonas a las afueras de Damasco.

Obama dijo que no ha querido implicarse militarmente en el conflicto civil sirio, que ya dura más de dos años, pero siempre advirtió de que si el régimen de Asad usaba armas químicas contra su propio pueblo, "eso cambiaría nuestros cálculos".

"Las razones no solo están relacionadas con las normas internacionales, sino con el núcleo de los intereses de Estados Unidos", indicó el presidente.

El mandatario argumentó que Siria habría violado un compromiso internacional contra el uso de armas químicas en conflictos, y llamó la atención sobre el hecho de que Siria, que posee uno de los mayores arsenales químicos del mundo, "es un país volátil en una de región muy volátil", donde EE.UU. tiene valiosos aliados.

Obama recordó que Turquía es un aliado de la OTAN, Jordania e Israel son importantes socios y EE.UU. tiene bases en la región.

"No podemos ver una ruptura de las normas de no proliferación que permitirían potencialmente que las armas químicas caigan en manos de todo tipo de gente", advirtió.

"Estamos hablado con nuestros aliados y con la comunidad internacional. No tengo interés en un conflicto con final abierto en Siria, pero nos tenemos que asegurar de que,

cuando los países rompen las normas internacionales sobre armas, como las químicas, que nos amenazan, tienen que responder por sus actos", aseguró Obama.

El presidente dijo que, si finalmente se decide una acción militar, el régimen de Asad recibirá una "señal bastante fuerte" de que no va a ser tolerado su uso.

"Eso no resolverá todos los problemas en Siria, ni pondrá fin a la muerte de civiles inocentes en Siria. Esperamos que una transición política tenga lugar en Siria y estamos listos para trabajar con cualquiera, con Rusia y otros, para que las partes resuelvan el conflicto", detalló Obama.

Carta

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., John Boehner, urgió al presidente Obama a que mantenga informado al Congreso sobre una eventual intervención en Siria y recordó que cualquier uso de la fuerza deberá tener "justificación legal" con autorización del Legislativo.

En una carta, el republicano Boehner solicitó a Obama información previa sobre las bases que justificarían una acción militar en respuesta al ataque químico que EE.UU. y sus aliados atribuyen al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

El texto recuerda a Obama que la Constitución le obliga a pedir la autorización del Congreso en caso de un ataque y que, para ello, el Legislativo necesita conocer las justificaciones y escenarios con los que trabaja el equipo de seguridad del mandatario.

semana.com