El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró que las autoridades de Siria "incumplen sus compromisos" de proteger a la población en la ciudad de Homs, zona de violentos combates entre las fuerzas opositoras y las tropas gubernamentales, comunicaron hoy agencias.

"Las bajas entre la población civil fueron muy serias. Nos siguen llegando informaciones sobre ejecuciones masivas, arrestos y torturas… Las autoridades sirias incumplen sus compromisos",  dijo Ban en la sesión de la Asamblea General de la ONU.

Poco antes, el jefe de la ONU había pedido a Damasco permitir a las organizaciones humanitarias acceso a Homs para atender las necesidades más urgentes de los habitantes de esa ciudad.

 

El embajador de Siria ante la ONU, Bashar Jafari, señaló por su parte que las declaraciones de Ban Ki-moon destacan por una "retórica hostil y calumnias contra el Gobierno basadas en informaciones, suposiciones y rumores".

A su juicio, las acusaciones contra Damasco "provienen de la oposición o de las personas que viven en el extranjero, o de los Estados enemigos de Siria".

El viernes, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) no logró recibir acceso al barrio de Baba Amro de Homs para entregar ayuda y evacuar a los heridos. Un día antes, las autoridades sirias dijeron que permitirían a la Cruz Roja y la Media Luna Roja entrar a esa zona.

Desde hace casi un año, Siria es escenario de violentos choques entre la oposición y las fuerzas gubernamentales. La ONU estima en más de 7.500 los muertos en los enfrentamientos. Las autoridades sirias, a su vez, reportaron más de 2.000 víctimas mortales entre los soldados y policías que se enfrentan a milicias armadas.

RIA Novosti