Imagen de archivo.www.fuerzasmilitares.org (08OCT2013).- Al menos 60 personas resultaron heridas por disparos de las fuerzas de seguridad chinas contra manifestantes durante una protesta el domingo en Driru, en el Tíbet, según ha denunciado este martes la organización Tíbet Libre.

Los hechos tuvieron lugar en el condado tibetano de Driru durante una manifestación en protesta por el arresto de un aldeano hace una semana en las concentraciones contra los intentos de obligar a los tibetanos a izar la bandera de china.

Cuando la multitud se concentró ante una oficina gubernamental para instar a las autoridades a que liberasen el detenido, "las fuerzas de seguridad comenzaron a golpear a los tibetanos, provocando varios heridos, a disparar gas lacrimógeno y con fuego real indiscriminadamente contra la multitud", ha indicado Tíbet Libre.

La organización ha afirmado que dos de los al menos 60 heridos han sido trasladados al hospital de la capital tibetana de Lasha y que se encuentran en estado crítico.

No es la primera vez que suceden este tipo de altercados por las protestas por la obligación de izar la bandera china. La organización asegura que el 28 septiembre hubo manifestaciones multitudinarias que acabaron con enfrentamientos con la Policía.

Los activistas en defensa de Derechos Humanos denuncian que las autoridades chinas no respetan la libertad religiosa y cultural en el Tíbet, que ha sido gobernado con mano de hierro desde que el Ejército de Liberación Popular "liberase pacíficamente" la región en 1950.

El Gobierno chino por su parte niega estas críticas y defiende haber puesto fin a la servidumbre y haber llevado el desarrollo a la región, aunque la región permanece fuertemente controlada.

larazon.es