3ra Plenaria del Partido Comunista de Chinawww.fuerzasmilitares.org (16NOV2013).- China anunció planes para hacer menos rigurosas sus políticas de planificación familiar, que incluyen tener sólo un hijo, y abolir su controvertido sistema de campos de trabajo.

Se anunció que ahora una pareja podrá tener dos niños si uno de los padres es hijo único. Además, el Partido Comunista indicó en una declaración publicada por la agencia de noticias oficial, Xinhua, que también será reducido el número de delitos que están sujetos a la pena de muerte.

Estas medidas forman parte de una serie de reformas aprobadas por la cúpula china tras una reunión de cuatro días en Pekín.

Según se anunció, las reformas están diseñadas para llevar a cabo amplios cambios en la economía y la estructura social del país, ya que después de tres décadas de extensa expansión, la segunda mayor economía del mundo está mostrando signos de debilitamiento.

Las reformas incluyen acelerar la convertibilidad de la cuenta de capital, la cancelación de restricciones de residencia en pequeñas ciudades y poblados, la integración de los sistemas de seguridad urbanos y rurales y progresar con el establecimiento de un impuesto ambiental, entre otras medidas.

Política controvertida

Pero una de las reformas de mayor impacto será la de la controvertida política del "hijo único", establecida en la década de 1970 para controlar el crecimiento de la población. Esta medida fue diseñada para reducir la enorme población china, la mayor del mundo. Pero los críticos dicen que en ocasiones ha sido aplicada "despiadamente".

Actualmente, la ley restringe a la mayoría de las parejas a tener sólo un hijo, pero una de las excepciones permite un segundo niño si ambos padres son hijos únicos.

Según la agencia Xinhua, "la política de nacimientos será ajustada y mejorada paso a paso para promover un desarrollo equilibrado a largo plazo de la población en China".

La política surge en momentos en que los censos oficiales han advertido que la población en edad laboral del país ha comenzado a reducirse después de tres décadas de sorprendente crecimiento económico.

Otra de las reformas de gran impacto es la de la abolición del sistema de "reeducación a través del trabajo", bajo el cual comités policiales pueden sentenciar a delincuentes a trabajo forzado sin derecho a un juicio.

La medida, indicó Xinhua, "forma parte de los esfuerzos para mejorar los derechos humanos y las prácticas judiciales" y fue dada a conocer en la declaración que detalla las reformas acordadas durante el Tercer Plenario del Partido Comunista.

semana.com