B-52 de la Fuerza Aérea de los Estados Unidoswww.fuerzasmilitares.org (27NOV2013).- Dos bombarderos B-52 estadounidenses sobrevolaron islas en disputa en el Mar Oriental de la China durante una misión de entrenamiento el martes, desafiando nuevas reclamaciones territoriales que China manifestó el fin de semana, dijeron varios funcionarios de Estados Unidos.

Los dos bombarderos desarmados despegaron de Guam y estuvieron en la zona durante menos de una hora al mediodía, dijeron los funcionarios, que agregaron que no encontraron ningún problema.

Aunque Estados Unidos insistió en que la misión de entrenamiento estaba planeada desde hacía tiempo y no fue reacción a la más reciente declaración china, tuvo lugar días después que China presentó un mapa y una nueva serie de reglas para la zona, que incluye un grupo de islas controladas por Japón pero también reclamadas por China.

China dijo el sábado que todos los aviones que entren en la nueva zona de defensa aérea deben notificar a las autoridades chinas y están sujetos a medidas militares de emergencia si no se identifican ni obedecen las órdenes chinas. Pero los funcionarios estadounidenses dijeron no haber recibido reacción a los vuelos de los bombarderos.

La misión pone de manifiesto el rechazo inmediato de Washington a las nuevas reglas chinas. Estados Unidos, que tiene cientos de aviones militares en la región, ha dicho que no tiene absolutamente ninguna intención de cumplir. Japón igualmente ha calificado la zona de inválida y peligrosa, mientras que Taiwán y Corea del Sur también la rechazaron.

El vocero de la Casa Blanca Josh Earnest no formuló declaraciones específicamente sobre los vuelos militares el martes. Pero dijo a los periodistas que viajan con el presidente estadounidense Barack Obama en Los Angeles que “sigue siendo nuestra posición que la política anunciada por los chinos durante el fin de semana es innecesariamente inflamatoria y tiene un impacto desestabilizador en la región”.

La misión estadounidense ocurrió entre la medianoche del lunes (0500 GMT) y las 3 de la mañana EST (0800 GMT), dijeron los funcionarios, que pidieron mantener el anonimato por no estar autorizados a hablar públicamente sobre los vuelos, que fueron reportados primero por el Wall Street Journal.

No se anticipa que la medida de China para afirmar sus reclamaciones territoriales sobre las islas provoque inmediatamente enfrentamientos con aviones extranjeros. Pero la medida muestra una pauta de que los chinos serán más enérgicos en sus reclamos, lo que podría desembocar en encuentros peligrosos.

Los analistas dijeron que China pudo haber calculado mal la energía y celeridad con que sus vecinos rechazaron sus demandas.

AP