Puesto de vigilancia en la fronterawww.fuerzasmilitares.org (13ENE2014).- Las autoridades de Seúl planean instalar radares espía en la isla de Gyodong, en el mar Amarillo, para reforzar la vigilancia de Corea del Norte, informó un alto mando militar, citado por la agencia Yonhap.

Según la fuente, el Gobierno surcoreano asignó 3,6 millones de dólares para desplegar seis radares en la isla, ubicada a tan solo 20 kilómetros al sur del paralelo 38º que divide las dos Coreas.

“Los radares permitirán reforzar el control sobre Corea del Norte desde la isla de Gyodong, considerada como una región vulnerable”, manifestó el oficial que prefirió guardar el anonimato.

En la isla, cuya ubicación es estratégica, están acuartelados unos 5.000 militares surcoreanos, pero una parte de zonas costeras no tiene alambradas para permitir la pesca a sus habitantes. Este hecho fue aprovechado por varios norcoreanos para desertar.

Los radares de vigilancia tienen un alcance de cinco kilómetros y son capaces de detectar los objetos en movimiento por la noche y en condiciones meteorológicas desfavorables.

RIA Novosti