Lajdar Brahimiwww.fuerzasmilitares.org (08FEB2014).- El enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, considera que las autoridades de Damasco siguen apostando por la vía armada en la solución del conflicto en el país que ya causó más de 130.000 muertos, según diversas fuentes.

Al intervenir ayer en la conferencia sobre seguridad en Munich, Brahimi manifestó que en cierta etapa ambas partes confiaban en la posibilidad de resolver el conflicto por vía armada. “Tal vez ahora la oposición está reconsiderando esta postura”, indicó el enviado especial al agregar que “el régimen sigue insistiendo en la solución militar”.

Según Brahimi, durante la primera ronda de las conversaciones de paz los representantes del régimen de Bashar Asad en reiteradas ocasiones declararon su disposición de “aceptar el Comunicado (de Ginebra) y cumplirlo”.

“Y cada día repiten (representantes de Damasco) que la prioridad es terrorismo. El problema que afronta Siria es el problema de intervención extranjera y los suministros de armas y equipos desde el exterior. Dicen que si logramos frenarlo, Siria resolverá sus problemas internos y entonces no será necesario convocar ‘Ginebra’ ni otras negociaciones”, declaró el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe.

Brahimi, calificó de “debut modesto” las primeras negociaciones entre las delegaciones sirias del Gobierno y la oposición en Ginebra. A pesar de que las partes todavía mantienen posturas muy divergentes, el enviado considera que hay “cierta oportunidad para el acercamiento y es mayor de lo que reconocen”. La segunda ronda de las conversaciones de paz está fijada para el 10 de febrero.

RIA Novosti