La energía nuclear sigue siendo importante para la estrategia de desarrollo de energía de China en su búsqueda de energía limpia y de la mitigación del cambio climático, dijo hoy Ren Junsheng, de la comisión de expertos en seguridad nuclear del Ministerio de Protección Ambiental de China.

Durante un discurso titulado "Un año después del accidente nuclear de Fukushima: El camino hacia adelante con seguridad e ingeniería de riesgo" pronunciado en la Ciudad Universitaria de Hong Kong, Ren señaló que luego del devastador accidente de Fukushima, China realizó inspecciones de seguridad en sus plantas nucleares que incluyeron la apropiada selección del lugar, la capacidad para soportar sismos e inundaciones, la fortaleza de las medidas para abordar diversos eventos naturales extremos y la efectividad del monitoreo y de los preparativos para una emergencia.

 

"La industria nuclear china todavía tiene confianza en cumplir con las metas de capacidad de instalación de 40 y 70 millones de kilovatios para los años 2015 y 2020, respectivamente", añadió.

Los expertos de Japón, la parte continental china, Taiwan de China, Francia y Estados Unidos se reunieron en la universidad para compartir sus visiones sobre el accidente nuclear de Fukushima en un simposio organizado de manera conjunta por el departamento de ingeniería mecánica y biomédica de la universidad y la recién formada Sociedad Nuclear de Hong Kong.

Expertos locales y extranjeros coincidieron en que el accidente de Fukushima provocó un debate global sobre la manera en que el mundo puede cubrir la creciente demanda y el papel de la energía nuclear. Los expertos indicaron que aunque los gobiernos y reguladores de las naciones nucleares están respondiendo a las preocupaciones del público sobre la seguridad nuclear, si el problema es abordado de forma adecuada o no depende de cómo actúen y de qué medidas adopten.

Xinhua