Fuerzas de Autodefensa del Japónwww.fuerzasmilitares.org (07ABR2014).- Tras levantar el veto a la exportación de armas, Japón podría hacer competencia a los tradicionales actores del mercado mundial de armas, coinciden los expertos consultados porIzvestia.

Según Vadim Koziulin, del Centro PIR, el país nipón puede ofrecer buques, sistemas antiaéreos, equipos de guerra electrónica y componentes electrónicos.

“En las últimas décadas, ha tenido la posibilidad de crear tecnologías propias o comprarlas a otros países. Dado que no ha mostrado indicio alguno de agresión, lo ha tenido más fácil que otros países ”, sostiene el experto.

La industria bélica nipona podría suministrar sus productos a países como Indonesia o Filipinas que luchan contra la piratería, teniendo en cuenta que la seguridad de las vías marítimas es muy importante para el propio Japón, un país que depende en gran medida de las exportaciones.

“Ya tiene un contrato con Turquía para suministrar motores de tanques”, dice Valeri Kistánov, director del Centro de Estudios Japoneses del Instituto ruso de Extremo Oriente. “También exporta componentes para misiles estadounidenses. Además, los japoneses son tradicionalmente buenos en la construcción naval y en particular en la de submarinos, y fabrican excelentes armas de infantería, artillería y dispositivos de comunicación”, indica.

Puesto que la venta de armas tiene mucho que ver con la política, Tokio cooperará en primer lugar con sus aliados, y de hecho ya está exportando equipos para el Servicio de Guardacostas de Filipinas, un país que, al igual que el propio Japón, tiene disputas territoriales con China.

“A corto plazo cabe esperar una reacción de rechazo por parte de China y Corea del Norte que seguramente dirán que el país insular, con el halcón de Shindzo Abe a la cabeza, ha emprendido el camino de militarización”, advierte Kistánov.

Japón podría competir con otros países productores en el mercado internacional. Pese a que sus armas son bastante caras, el precio no es el factor crítico para muchos de los posibles compradores como las monarquías del golfo Pérsico que se decantan más por la seguridad y otras ventajas del material japonés, dice Koziulin.

Los expertos coinciden en que el país asiático exportaría a los mismos mercados en que están presentes los armeros de EEUU y Europa Occidental.

RIA Novosti