La violencia en Siria continúawww.fuerzasmilitares.org (23ABR2014).- La negativa de la comunidad internacional a discutir atentados puntuales en Siria, incluida la matanza de Kessab, viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y acuerdos bilaterales, declaró el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

En una entrevista a la televisión rusa, Lavrov dijo que en la ciudad siria de Kessab hubo un claro intento de “cometer una limpieza étnica” que en parte “prosperó”.

Kessab, un poblado armenio en la frontera sirio-turca, fue atacado a finales de marzo por fuerzas que luchan contra el régimen de Bashar Asad. Según Exteriores ruso, la localidad fue invadida por una “banda internacional de asesinos y violadores”. A raíz de la agresión, 700 familias armenias se vieron obligadas a refugiarse en Latakia.

Rusia exigió abordar lo ocurrido en Kessab en el Consejo de Seguridad de la ONU, propuesta que fue rechazada por otros miembros permanentes del organismo.

“Cuando propusimos al Consejo de Seguridad pronunciarse de un modo claro e inequívoco sobre el tema, nos dijeron: “Sí, pero hay que condenar igualmente el régimen de Asad que también hace cosas malas”, dijo el jefe de la diplomacia rusa.

Lavrov criticó la táctica de los socios internacionales para enlazar una cosa con otra y negarse a condenar los atentados en Siria alegando que "si Asad desapareciera voluntariamente, estos no tendrían lugar".

“Nada puede justificar el terrorismo”, afirmó.

RIA Novosti