Irán inició la fabricación de un nuevo avión no tripulado destinado tanto para uso militar, como para otros fines, incluidas operaciones de búsqueda y rescate, vigilancia de las fronteras o del tráfico, informó la agencia iraní Fars.

Según adelantó al medio el responsable del proyecto, Reza Danandeh Hakamad, el aparato denominado Shaparak (“Mariposa”) tendrá un radio de actuación de 50 kilómetros, podrá alcanzar una altura máxima de 4.600 metros de altura, permanecer en el aire durante tres horas y media y transportar una carga útil de hasta ocho kilogramos.

El nuevo drone también estará equipado con dos cámaras digitales de color y alta resolución que transmitirán información al centro de control del aparato. Otras características del Shaparak no se divulgan.

En junio de 2009 Teherán llevó a cabo pruebas de un avión no tripulado capaz de lanzar ataques contra objetivos terrestres y desarrollado con tecnología furtiva.

En febrero de 2011 se informó que la República Islámica comenzó a fabricar dos aparatos militares Raad y Nazir de gran alcance. A finales del año pasado, el país anunció la creación de otro avión no tripulado, Karrar.

Actualmente, el Ejército iraní dispone de distintos tipos de estos aparatos, todos de fabricación nacional, como Ababil, Mohajer, Saeghe, Zohal, Hod Hod o Talash. La industria militar iraní también trabaja en el drone de combate furtivo Sofreh Mahi.

RIA Novosti