Japón derribará el satélite que Corea del Norte lanzará en abril mediante un misil de largo alcance, si la trayectoria del cohete pasa por su territorio, declaró el ministro de Defensa del país nipón, Naoki Tanaka.

“Estoy estudiando la posibilidad de ordenar a las fuerzas de defensa abrir fuego si surge una situación impredecible que pueda amenazar a la seguridad de nuestro país. En este caso, se tomarán las medidas correspondientes”, aseguró el titular de Defensa en una reunión parlamentaria.

Tanaka precisó que se trata de un posible empleo de sistemas de misiles tierra-aire  Patriot y buques dotados con sistemas de combate Aegis.

Anteriormente, el ministro nipón habló de la posibilidad de interceptar el satélite norcoreano como hizo en 2009 cuando un proyectil de Pyongyang sobrevoló territorio nipón.

La semana pasada, Pyongyang anunció los planes de poner en órbita un nuevo satélite el próximo mes de abril, en conmemoración del centenario desde el día de cumpleaños del primer dirigente del país, Kim Il-Sung.

El lanzamiento previsto entre el 12 y 16 de abril se realizará con el cohete Unha-3 que transportará el satélite Kwangmyongsong-3 .

Corea del Norte realizó el último lanzamiento el 5 de abril de 2009 que provocó la condena por parte de la comunidad mundial y el recrudecimiento de sanciones ya que el cohete Unha-2 pudo ser usado con fines militares y dotado de ojiva nuclear.

Esta vez Pyongyang aseguró que seguirá todas las normas internacionales y garantizará la transparencia de su programa.

Washington, Seúl y Tokio condenaron unánimemente los planes de Pyongyang, puesto que constituyen una violación de las resoluciones del máximo órgano de seguridad de la ONU, que prohíben al país comunista realizar ensayos de misiles balísticos y nucleares.

RIA Novosti