Franja de Gazawww.fuerzasmilitares.org (05AGO2014).- Una nueva oleada de bombardeos sobre la Franja de Gaza ha causado la muerte de 75 palestinos durante el día domingo, así como más de 150 heridos, la inmensa mayoría civiles.

Entre los objetivos alcanzados por las bombas figura una escuela de la UNRWA, la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados, en la ciudad de Rafah, en el sur de la Franja, en la frontera con Egipto.

La escuela, que ha sido alcanzada por las bombas disparadas desde los cazas israelíes, estaba repleta en ese momento con más de 3.000 refugiados, de los que han muerto diez y varias decenas han resultado heridos.

Esta es la séptima escuela de la UNRWA cargada de refugiados que resulta destruida parcialmente desde el 8 de julio, cuando comenzó la operación Margen Protector.

Un poco antes, a media mañana, los cazas han bombardeado la vivienda de la familia Al Gul, también en Rafah, causando la muerte de diez de sus miembros y dejando heridos a otros veinte.

A primera hora de la tarde la aviación ha bombardeado el domicilio de la familia Muydalawi, esta vez en el norte de la Franja, causando la muerte de cuatro de sus miembros, incluidos dos niños de corta edad.

Las tropas israelíes en el interior de la Franja están llevando a cabo en las últimas horas un “redespliegue”, según ha indicado el portavoz del ejército Peter Lerner.

Lerner ha insistido en que no se trata de una retirada de la Franja sino que los soldados siguen operando en su interior, aunque una parte de ellos ya se encuentren en Israel.

La presencia de tropas es particularmente notable en el sur, en torno a la ciudad de Rafah, que durante los últimos tres días ha vivido con mayor intensidad los bombardeos de la aviación y la artillería.

Una de las posibilidades que baraja el primer ministro Benjamín Netanyahu es evacuar a las tropas de infantería después de 27 días de presencia, aunque en su entorno se advierte que la aviación seguirá bombardeando la Franja hasta que cese el lanzamiento de cohetes.

Durante el día de hoy las milicias palestinas han disparado más de 70 cohetes, lo que indica que su capacidad ofensiva no ha disminuido sensiblemente pese a los intensos bombardeos que llevan a cabo la aviación y la artillería.

Un portavoz de Hamás ha declarado que no habrá alto el fuego hasta que Israel acepte levantar el bloqueo de la Franja de Gaza. Esta es la posición que Hamás ha mantenido con consistencia desde el inicio de la crisis, y sigue insistiendo en que se trata de una condición imprescindible para hablar de una tregua.

Delegados de las principales facciones palestinas se encuentran en El Cairo celebrando reuniones con funcionarios egipcios con vistas a lograr un alto el fuego dentro del marco fijado por Hamás.

Los delegados palestinos han celebrado una reunión en la que han redactado sus demandas. En la lista figuran, entre otras, el fin de las liquidaciones de líderes políticos y milicianos de la resistencia, el fin de los vuelos sobre Gaza, la liberación de prisioneros detenidos desde junio en Cisjordania y la apertura de las instituciones de Hamás en Cisjordania.

En la capital egipcia no hay ningún delegado israelí, aunque los egipcios seguramente están hablando con ellos a través del teléfono y les transmitirán enseguida las demandas de las facciones palestinas.

Netanyahu es partidario de declarar un alto el fuego de manera unilateral cuando lo considere más oportuno para sus intereses. Sin embargo, Hamás ha advertido que no se sentirá obligada por una tregua unilateral que no recoja sus aspiraciones.

RIA Novosti