Termina la tensión electoralwww.fuerzasmilitares.org (22NOV2014).- La Comisión Electoral de Afganistán declaró que Ashraf Ghani es el nuevo presidente afgano, un paso que podría ponerle fin a una disputa electoral que ha mantenido en vilo al país y a la comunidad internacional que, con el auspicio de la ONU, emprendió una auditoría de las elecciones presidenciales, cuya segunda vuelta se celebró el 14 de junio.

Luego de la votación, el otro gran opcionado para ganarlas, Abdullah Abdullah, aseguró que hubo fraude. Desde entonces, una comisión de auditoría ha revisado los cerca de ocho millones de votos depositados en la segunda vuelta de los comicios.

La Comisión Electoral no hizo público el total de la votación para cada candidato, algo que, al parecer, obedece a una exigencia de Abdullah, quien horas antes del anuncio firmó un acuerdo de cooperación política con Ghani. La no publicación de los votos se dio a pesar del tiempo y el dinero invertidos en el proceso de reconteo, labor financiada mayoritariamente por EE.UU., que también fue el arquitecto del compromiso.

El acuerdo suscrito entre los dos rivales políticos establece que Ghani será presidente, mientras Abdullah desempeñará una serie de funciones que, en la práctica, lo erigen como primer ministro del país. Así se llega al final de la tensión política que tuvo su punto máximo cuando Abdullah aseguró que no reconocería el resultado de las elecciones, un hecho que quizá hubiera podido desatar una guerra entre las facciones de ambos rivales, además de otras consecuencias.

El hecho de no revelar el total de la votación despertó indignación entre algunos sectores. “Muchas personas arriesgaron sus vidas para votar, algunas la perdieron en el proceso y esto sienta un muy mal precedente. Persuadir a la gente de que vuelva a votar será muy difícil”, le dijo Nader Nadery, presidente de una fundación pro democracia en Afganistán, al diario The New York Times.

elespectador.com