El ministro de Defensa japonés, Naoki Tanaka, ha ordenado el martes que se preparen para la defensa antimisiles, con motivo del programado lanzamiento de un cohete por parte de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) que se efectuaría el próximo mes.

Tanaka dio estas órdenes durante una reunión del Ministerio de Defensa. Japón está preparando sus sistemas antimisiles para interceptar el cohete si éste llegara a pasar por el espacio aéreo japonés, o a caer en su territorio.

Se espera que el ministro de Defensa de la orden de interceptar el cohete el 30 de marzo, después de coordinarse con las autoridades locales, según informa la prensa japonesa.

Los planes del Ministerio consisten en el despliegue de interceptores terrestres tipo PAC-3 en distintos emplazamientos, incluyendo la isla de Okinawa, y las oficinas centrales del Ministerio de Defensa en Tokio, así como de destructores equipados con tecnología Aegis frente a las costas de Okinawa y en el mar de Japón, según las mismas fuentes.

La RPDC ha anunciado recientemente que lanzará un satélite de "observación terrestre", el Kwangmyongsong-3, utilizando un cohete de largo alcance, para conmemorar el centenario del nacimiento del fallecido líder del país Kim Il-Sung. El satélite está programado para lanzarse entre el 12 y el 16 de abril desde una estación de la provincia de Pyongan Norte.

La orden de Japón llega en un momento en el que líderes y representantes de más de 50 naciones y organizaciones internacionales se han dado cita para asistir a la Cumbre de Seguridad Nuclear 2012 que se desarrolla el lunes y el martes en la capital surcoreana de Seúl.

Xinhua