El activista Choi Woo-Won, organizador de la campaña, muestra uno de los panfletos soltados. AFPwww.fuerzasmilitares.org (28OCT2014).- Activistas surcoreanos han logrado enviar miles de globos con propaganda en contra del régimen de Kim Jong-un a Corea del Norte desde la frontera entre ambos países pese a las advertencias de Pyongyang y la fuerte oposición de residentes de la zona.

Los activistas, muchos de ellos refugiados norcoreanos, enviaron a última hora del sábado al Norte unos 20.000 panfletos, horas después de que cientos de surcoreanos residentes en la frontera les impidieran realizar la suelta, argumentando el gran peligro que implica, informaron hoy medios locales.

Estos residentes ya instaron al grupo durante toda la semana aabandonar su campaña después de que el pasado día 10 el ejército norcoreano disparara a los globos, lo que acabó provocando un intercambio de disparos con las tropas surcoreanas en la frontera.

No obstante, los activistas se desplazaron finalmente al Observatorio de Odusan, 22 kilómetros al oeste del lugar donde originalmente tenían planeado soltar los globos, y llevaron a cabo su plan, según detalló el diario Korea Herald.

Horas antes, unos 200 residentes del municipio de Paju, en la frontera intercoreana, les habían bloqueado, mediante cadenas humanas y tractores, el acceso al parque de Imjingak, desde donde querían realizar la suelta de panfletos que denuncian la corrupción del régimen o la violación de derechos humanos en Corea del Norte.

Todo ello pese a las advertencias de Pyongyang, que exigió al Sur con insistentes amenazas detener el envío de globos de cara a un próximo un encuentro de alto nivel, que ambos países, aún técnicamente en guerra, han acordado celebrar. Sin embargo, el Gobierno surcoreano se ha negado en todo momento a interferir en esta campaña ciudadana.

elmundo.es