El ministro de la Información sirio, Adnan Mahmud, acusó el jueves a "grupos terroristas armados", entre los que régimen incluye a rebeldes y opositores, de haber cometido "más de 1.300 violaciones" del alto el fuego que supuestamente entró en vigor el 12 de abril.

"Los grupos terroristas armados han intensificado matanzas, explosiones y agresiones, cometiendo más de 1.300 violaciones desde la entrada en vigor del alto el fuego el 12 de abril", declaró Mahmud a la AFP.

Las autoridades sirias informaron al emisario internacional Kofi Annan de estas violaciones y esperan que "haga verdaderos esfuerzos, de los que veremos resultados sobre el terreno, respecto a los grupos terroristas armados, y los países y partes que los apoyan", añadió el ministro.

Según Mahmud, el gobierno sirio "respetó todos sus compromisos conforme al plan de Annan", que prevé la retirada de las tropas de las ciudades, la autorización de las manifestaciones pacíficas, la liberación de los detenidos y el acceso de los cooperantes humanitarios y de los periodistas.

El cese de la violencia en Siria, donde se ha desplegado una quincena de observadores desde el 15 de abril, "necesita una vigilancia neutral y transparente de las violaciones cometidas por los grupos terroristas armados (...) (para) que se detengan las agresiones contra los ciudadanos y las fuerzas de seguridad", estimó Mahmud.

"Los terroristas mataron (hoy) a cuatro miembros de una misma familia en la provincia de Damasco, y aniquilaron a familias enteras en Hama" el miércoles, declaró el ministro.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) afirmó por su parte que unos cuarenta civiles murieron desde el lunes en Hama en bombardeos del ejército regular.

El ministro sirio acusó a Turquía, Catar y Arabia Saudita de "aliarse con el terrorismo que golpea a Siria".Por último, según Mahmud, el ministerio de Información "concedió visados a unos 98 medios árabes y extranjeros desde el 25 de marzo" en 2012.

Siria es escenario de una revuelta popular desde marzo de 2011, reprimida a sangre y fuego por el régimen. La violencia ha causado en trece meses más de 11.100 muertos, según el OSDH.El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó el 21 de abril una resoluciónque prevé el envío de 300 observadores desarmados a Siria para vigilar el alto el fuego y la aplicación del plan de Annan para resolver la crisis.

AFP