EEUU trasladará a 9 mil militares de sus bases en la isla nipona de Okinawa a la isla pacífica de Guam, el archipiélago de Hawái y Australia, informó el viernes la agencia noticiosa Kyodo citando un comunicado del Consejo consultivo nipón-estadounidense para asuntos de seguridad.

Después de la retirada, cuyas fechas exactas aún no han sido anunciadas, el número de los militares estadounidenses en Japón se reducirá de 47 a 38 mil, de ellos en Okinawa permanecerán 10 mil.

Los gastos para el traslado ascenderán a unos 8.700 millones de dólares, de los cuales Japón tendrá que aportar unos 3.100 millones. EEUU traspasará asimismo a Japón el territorio de las cinco bases retiradas del sur de Okinawa de un área total de 1.010 hectáreas.

Los habitantes de Okinawa se oponen a la presencia de bases militares estadounidenses en el territorio de la isla. La actitud antiamericana se agudizó en Japón en 1995, cuando tres militares estadounidenses de la base Camp Hansen, en Okinawa, secuestraron y violaron a una colegiala de 12 años.

Ria Novosti.