EEUU aportará 680 millones de dólares extra a la Cúpula de Hierro, el sistema israelí de defensa contra misiles de corto alcance, a condición de que Israel le conceda “derechos adecuados” sobre la tecnología correspondiente y acepte producir misiles interceptores en territorio estadounidense, informó la versión digital del semanario estadounidense Defense News.

El subcomité de fuerzas armadas estratégicas de la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense recomendó a la agencia nacional de defensa contra misiles, MDA, “asegurar, previamente al desembolso de sumas complementarias para la Cúpula de Hierro, que EEUU tenga derechos adecuados sobre esta tecnología”, así como “estudiar todas las posibilidades para iniciar con Israel la coproducción de dicho sistema a la luz de la importante inversión que EEUU ha realizado” en esta materia.

En 2011, EEUU asignó US$205 millones para la Cúpula de Hierro. Si se suma a ello la suma de US$680 millones prevista para el año fiscal 2013, la inversión total se aproxima a US$900 millones.

Hasta la fecha, Israel desplegó tres baterías en el marco de la Cúpula de Hierro. La cuarta está en la fase final de ensayos previamente a su incorporación al Comando de Defensa Antiaérea del Ejército de Aire.  

Fuentes israelíes citadas por Defense News señalan que la nueva subvención por valor de US$680 millones cubriría otras cuatro baterías completas que incluyen radares multipropósito Elta, lanzadores Cúpula de Hierro, interceptores Tamir y centros de mando y control.

En total, Israel planea emplazar 10 o 15 baterías en las fronteras con Líbano y el enclave palestino de Gaza cuyas milicias realizaron numerosos ataques con misiles contra localidades israelíes

En 2011 se supo que la empresa israelí Rafael y la estadounidense Raytheon crearon un consorcio para promover la Cúpula de Hierro en el mercado estadounidense, posiblemente, en combinación con el sistema contra artillería, cohetes y morteros C-RAM.

RIA Novosti