El Pentágono manifestó en un informe anual difundido este viernes preocupación por la adquisición por parte de China de tecnología occidental que puede tener uso civil y militar, así como por sus actividades de ciberespionaje, para modernizar sus Fuerzas Armadas.

Pekín"moderniza sus Fuerzas Armadas incorporando tecnologías occidentales (principalmente estadounidenses) de doble uso", afirma el departamento de Defensa en un informe sobre el estado de lasFuerzas Armadas chinas.

Según el Pentágono, "sacar provecho de la adquisición, legal e ilegal, de tecnologías de doble uso vinculadas a la actividad militar" es un "objetivo de seguridad nacional", establecido por Pekín.

Las Fuerzas Armadas estadounidenses temen así que "el efecto acumulativo de las trasferencias tecnológicas de doble uso contribuya sustencialmente a las capacidadesmilitares" chinas.

El Pentágono se preocupa por la posibilidad de que los fabricantes aeronáuticos occidentales "puedan por inadvertencia beneficiar a la industria aeronáuticamilitar china".

El constructor europeo Airbus inauguró una línea de producción para susA320 en Tianjin en 2009."Estamos atentos a las inversiones chinas destinadas a mejorar su industria de defensa y su capacidad de producir variantes locales de una serie de equipamientos militares", admitió a la prensaDavid Helvey, alto funcionario del Pentágono encargado de Asuntos Asiáticos.China también ha recurrido al espionajeeconómico con fines militares.

"Los actores chinosson los responsables más activos y los más obstinados del mundo en el ámbito del espionaje económico", denuncia el Pentágono, para el que además de los servicios de inteligencia, también están implicados los institutos de investigación.

Según el informe del Pentágono, "en 2011 las redes informáticas en el mundo siguieron siendo el blanco de intrusiones y robos de datos, un buen número de los cualesproveniente de China".

AFP